Entradas etiquetadas como Mioap

Innovación y lastres


Quienes pasáis frecuentemente por aquí habréis comprobado últimamente una preocupante inactividad de este sitio pasando de prácticamente una entrada diaria y espaciarlas incluso durante varias semanas. Y la verdad es que es una pena que una herramienta de comunicación tan potente como ésta, que permite establecer una relación “cercana” y con un cierto feedback, desaparezca. Sobre todo en este momento en el que desde la Gerencia de Atención Primaria se está comenzando a dar forma a una estrategia de comunicación interna que permita que todos los que dependemos de ella tengamos una red de información y comunicación suficientemente efectiva como para que la información fluya de una vez con naturalidad y normalidad. Dentro de ese futuro Plan de Comunicación herramientas como ésta pueden (y deben) jugar un papel protagonista.

Pero la situación es la que es y esto no se “alimenta” sólo. Hay que currarse periódicamente contenido que (unas veces con mayor acierto y otras con poco o ninguno) aporten valor tanto a la organización como a quienes lo leen, y eso no es fácil. La cosa es que por diversas circunstancias es imposible que una sola persona sin prácticamente apoyos (aunque sí hay alguno muy cercano) y sin ningún respaldo institucional pueda mantener un nivel aceptable de contenidos y “continentes”. Por lo tanto, si no existen relevos (y no parece que los haya) este blog irá perdiendo las constantes vitales que ha mantenido durante los últimos 3 años, y una circunstancia que aporta un poquito más de dolor a esta muerte anunciada es la alta afluencia de visitas que está teniendo en los últimos meses, que (como ya comenté en otra entrada hace poco) multiplican por diez las estadísticas históricas de lectores que se habían obtenido.

Pues con ese panorama, sin poder mantener este sitio dignamente pero intentando retrasar todo lo posible el momento del cierre, me encuentro hace unos días una (des)agradable sorpresa. Supongo que muchos de vosotros conocéis la iniciativa “12 meses, 12 causas”, cuyo epicentro mediático está en su página web. Para el que no lo sepa, lo que pretende fundamentalmente esta iniciativa es “revitalizar la Atención Primaria en nuestro país” (sic). Para ello, cada mes eligen un tema relacionado con la Atención Primaria para “demostrar que estamos vivos”. Dicha iniciativa en sí misma es muy interesante y merecedora de ser seguida. En enero, por ejemplo, el lema fue: “Una persona, una receta”; en febrero “Atención Primaria, atención humana”; en marzo “Es la hora de la emancipación de la Atención Primaria”. En fin, lemas que vienen a ser llamadas de atención, temas alrededor de los cuales se reúne la mayor parte de los profesionales sanitarios del primer nivel asistencial,… o mejor, se reúne la mayor parte de los… médicos. Porque se trata de iniciativas eminentemente médicas (como si la Atención Primaria no estuviera conformada por otros profesionales). Pero, salvo ese “pequeño detalle de egocentrismo” la propuesta es, como he dicho antes, muy interesante. Pues bien, el lema (no breve) elegido para este mes de junio ha sido “Investigación, innovación y desarrollo en Atención Primaria: de los sueños a la realidad posible”.

Por otra parte, ya hemos informado aquí (aunque muy superficialmente) del Modelo que esta Gerencia está proponiendo como sistema organizativo de la Atención Primaria (Mioap). También hemos comentado que uno de los pilares fundamentales del Mioap es la desburocratización, que en la propuesta de intervención se ha estructurado en dos fases: una desburocratización de Equipo, que pasaría por la implantación de un triaje previo, simplificar procesos y virtualizar formularios; y otra fase en la que se abordaría la desburocratización de la Unidad de Atención al Usuario (actuales Unidades Administrativas) con el objetivo de convertirla en una unidad de gestión de demandas de usuarios, verdadera gestora de conocimientos.

En honor a la verdad, tras una primera ronda de presentaciones del Mioap en casi todos nuestros centros de salud y una segunda ronda (sólo en algunos equipos) en la que se ha profundizado en la sistemática a seguir para implantar este sistema de gestión, el modelo ha sido muy criticado (o mejor, no ha sido suficientemente convincente). Han habido voces críticas (las menos), profesionales incrédulos (muchos) y otros (también muchos) a quienes les asusta cualquier cambio en su rutina diaria. En definitiva, entre apáticos y opositores es muy difícil poner en marcha un modelo de organización cuyo elemento fundamental es la voluntariedad e implicación.

Pues en ese contexto en el que una propuesta surgida, creada y elaborada en esta Gerencia que intenta innovar genera recelo precisamente por su componente innovador, aparece como ya he comentado, la propuesta para el mes de junio de la iniciativa “12 meses, 12 causas” que, como también he comentado, se centra en “Investigación, innovación y desarrollo” en Atención Primaria.

Y ahora quienes han sido críticos (algunos muy críticos) con el Mioap, ironizando sobre sus beneficios y menospreciando la iniciativa queriendo protagonizar la oposición a la propuesta, resulta que sorprendentemente abanderan públicamente la iniciativa para este mes de “12 meses, 12 causas”, abogando por la necesidad de innovar en la organización y gestión en la Atención Primaria. Sorprendentemente quienes han sido opositores a la implantación del Mioap (sin argumentos, puesto que muchos de ellos no han llegado a conocer con cierta profundidad lo que el Mioap propone) en una actitud más cercana a aquella del “perro del hortelano” (ya sabéis, la de que “ni come ni deja comer”)  ahora, se han convertido en grandísimos defensores de la innovación y el cambio. Su actitud no es otra que la queja constante por “lo mal que está todo”, poniendo al mismo tiempo palos en las ruedas de las iniciativas que vayan generándose pero, eso sí, sumándose cual innovador y moderno impulsor de iniciativas a todas aquellas que surgen más allá de nuestro entorno más cercano. Es decir, llevan a la práctica aquello que dicen que decía Unamuno: “Que inventen otros”, pero que a nadie de los que haya a su alrededor se les ocurra inventar porque se opondrán con vehemencia.

¿Será posible alguna vez avanzar hacia una organización moderna de la administración (sanitaria) con incoherencias e incoherentes como éstos? Difícil, muy difícil.

Os dejo el video que preside la iniciativa del mes de junio dedicada a Innovación…

Y el que presidia la correspondiente al mes de mayo dedicada a la Gestión y políticas inteligentes en AP, por cierto altamente recomendable, elaborado en el centro de salud de La Chana (Granada), centro que ha llevado a la práctica un formato de gestión y organización de centros de salud que está obteniendo resultados sorprendentemente buenos, que está siendo referente en toda España y del que, por supuesto el Mioap se ha abastecido también.

,

Deja un comentario

MIOap y pensamiento lateral


Seguro que a todos os suena lo del MIOap pero pocos conocéis su contenido. En los últimos meses un grupo de trabajadores de diferentes estamentos profesionales está trabajando en este proyecto que puede resultar ser tan ilusionante y estimulante como impracticable e ilusorio.

MIOap no es otra cosa que el acrónimo de Modelo de Innovación Organizacional en Atención Primaria y se trata de desarrollar (primero sobre el papel y después en los centros de salud) un nuevo modelo de trabajo y organización de los Equipos y centros de Atención Primaria. Aquí ya hemos hablado en alguna ocasión de él, aunque lo hemos hecho de manera colateral o indirecta, sin llegar a introducirnos en su verdadero contenido y en las consecuencias que tendría para nuestro trabajo, en el caso de que se llegara a aplicar de forma práctica.

Por ello y haciendo caso de algún comentario vuestro, vamos a realizar a partir de este momento una serie de entradas en las que vamos a intentar explicar (de la forma más simple posible) la propuesta relacionada con las Unidades Administrativas, o mejor con las Unidades de Atención al Usuario (que es como se denominan en el MIOap). No obstante, por si queréis ir “haciendo boca” se ha colgado en la página web de la GAP el documento para poder consultarlo.

Al margen del contenido y desarrollo (que insisto, iremos viendo en los próximos días) es importante señalar el origen de este Modelo y las razones fundamentales para abordar su elaboración, que no son otras que:

1. Existe el convencimiento generalizado de que el actual sistema de organización y gestión de la Atención Primaria está obsoleto. Es el mismo con el que comenzó su andadura hace ya casi treinta años y merece ser revisado y adecuado a los nuevos tiempos.
2. Los profesionales no podemos estar a expensas de cambios legislativos y normativos que vengan de otras estructuras de la Administración. Tendremos que ser los propios profesionales los que, si queremos provocar cambios los asumamos y nos lancemos a analizar (y modificar si se considera) aquello que esté en nuestro ámbito de gestión e influencia.
3. La aplicación del pensamiento lateral como elemento presente en cada una de las aportaciones que se realizan.

Los dos primeros puntos los desarrollaremos próximamente. El tercero me parece interesante comentarlo aquí como breve introducción y  un elemento condicionante en todo el desarrollo de este Modelo.

El Pensamiento lateral lo define la Wikipedia como una “técnica de resolución de problemas de manera creativa”. El término fue acuñado por un “pope” de la comunicación que se llama Edward de Bono. El pensamiento lateral, por tanto, es un tipo de pensamiento creativo y perceptivo, que nos permite movernos hacia los lados para mirar el problema con otra perspectiva. La forma de pensar habitual que todos practicamos diariamente se denomina vertical o lógico y se caracteriza por el análisis y el razonamiento, mientras que el pensamiento lateral es libre, asociativo y nos permite llegar a una solución observando la realidad desde otro ángulo con la finalidad de obtener soluciones ingeniosas y creativas.

Pues bien, lo que se ha tratado de poner en práctica casi en cada uno de los puntos tratados en el MIOap es el pensamiento lateral, abordando problemas muy antiguos pero buscando soluciones creativas. Los resultados no siempre han sido brillantes puesto que en algunos aspectos existe poco margen para la creatividad, pero si pueden resultar estimulantes al menos, como base de partida para poner en práctica nuevas e ingeniosas formas de analizar la situación actual.

Por si no ha quedado suficientemente claro el concepto de Pensamiento lateral (aunque existe multitud de información en internet) os propongo dos ejercicios prácticos muy rápidos (que por otra parte se repiten en cursos y libros de este tema):

1. LAS GAFAS.

La abuela estaba desayunando y en un descuido las gafas se le cayeron en la taza de café, sin embargo las gafas no se mojaron ni un poquito. ¿Cómo es posible que no se hayan mojado?

2. EL CORTE DEL PASTEL.
Se pretende dividir un pastel cilíndrico de la figura en 8 trozos iguales, pero solamente con tres cortes. ¿Cómo serían esos cortes?

Las soluciones, una vez vistas pueden resultar lógicas y sencillas, pero nos obliga a realizar un pequeño esfuerzo para “visionar” las cuestiones anteriores de “otra forma” diferente a las habituales, que se encuentran a la vista de cualquiera pero que no todo el mundo termina de ver en un primer momento.

SOLUCIÓN 1.
Café no significa solo café líquido. Los anteojos no se mojaron porque cayeron en una taza de café en grano.

SOLUCIÓN 2.
Serían dos cortes que, pasando por el centro, fueran perpendiculares a las caras de las bases del pastel y perpendiculares entre si, y un corte paralelo a las dos cara anteriores equidistante de ambos.

El MIOap no trata de alimentar vanidades, sino de hacer ver que aunque las posibilidades de intervención sean pocas, se pueden buscar resultados distintos a los que habitualmente obtenemos. Cualquiera puede hacerlo, por lo que sólo se necesita voluntad y estímulo.

1 comentario

Responsabilidades


El fin de semana es un buen momento para realizar tareas que no hemos podido llevar a cabo durante el resto de días. Esas cosillas que quedan colgadas y que no encuentras mejor momento de abordar que un sábado por la tarde. Este fin de semana tocó hacer limpieza en montones de papeles acumulados en los últimos meses.

Limpiando, limpiando me topé con la documentación que recogí en el último congreso de la Asociación de Administrativos de la Salud del año pasado (enhorabuena otra vez por la magnífica organización), allá por mayo y entre todos los papeles, acreditaciones y documentos encontré la libreta que nos entregaron junto con toda la documentación.

En la libreta tenía una serie de anotaciones ya olvidadas de diferentes ponencias o comunicaciones que me parecieron muy interesantes y sobre las que fui anotando resúmenes o impresiones de lo que se estaba diciendo en esos momentos.

Una de las ponencias que más me impresionó fue la dedicada a “Responsabilidad profesional de los administrativos“, no sólo por el contenido de la misma, sino también por lo oportuno de esa ponencia en un momento en el que en esta Gerencia estamos intentando trabajar sobre nuevo modelo de organización de Atención Primaria (MIOap), puesto que incide de lleno en esa responsabilidad profesional.

¿Dónde están los límites de las responsabilidades de un administrativo en un centro de salud? Esta fue una de las preguntas realizadas por parte de los asistentes y dirigida a los ponentes de la mesa “Estrategias de mejora del Proyecto AP-XXI“, en el turno de ruegos y preguntas.

Es un cuestión muy debatida y que muchos nos hacemos en diferentes momentos y ante situaciones muy variadas, pero que ahora está de actualidad gracias a los diferentes proyectos de futuros que se están desarrollando en varias comunidades autónomas (no sólo se trata del MIOap), con el objetivo de reducir la burocracia en el proceso asistencial.

¿Dónde están esos límites? ¿Hasta dónde puede llegar un administrativo a la hora de “filtrar” a pacientes que nos proponen dolencias que pudieran tener relación con alguna patología?

La pregunta elevada a los ponentes de la mesa fue contestada por dos de los miembros de la misma y ambos coincidieron en que en estos momentos el límite lo marcamos nosotros mismos aplicando dos conceptos (que podrían llegar a ser dos cualidades): sentido común y profesionalidad.

El debate da para mucho, y después de la ronda que hemos estado realizando en los últimos meses por los equipos explicando brevemente el contenido del MIOap, existen opiniones para todos los gustos. Algunos compañeros piensan que las responsabilidades a asumir deben ser las mínimas, tal y como lo atestiguan nuestra categoría profesional y nuestro salario. Otros, sin embargo piensan que tenemos que dar un paso adelante y reivindicar la importancia de nuestro trabajo en los centros de salud y el papel clave que desempeñamos. Y eso sólo se puede hacer asumiendo responsabilidades (que no tiene que ir asociado con mayores cargas de trabajo, sino con mejores cargas de trabajo).

¿Qué pensais? ¿Hasta dónde debe llegar nuestras responsabilidades en los centros en el trabajo de triaje a los usuarios?

, ,

5 comentarios

Alternativas a la asistencia sanitaria presencial


Como creo que sabeis, por aquí somos receptivos a cualquier propuesta nueva e innovadora, que facilite el trabajo de quienes estamos dentro y mejore la atención para aquellos que vienen. Por cierto, que en uno de los comentarios de la semana pasada, se hacía un invitación directa a tratar aquí extensamente el tema del MIOap, con la finalidad de que entre todos podamos entender mejor en qué consiste esto de la nueva propuesta de Gestión de Atención Primaria; estoy pensando que merece una serie de post para irlo abordando con detalle y al mismo tiempo que todos aprendamos (nosotros también) del diseño de este modelo. Pero eso será en los próximos días.

Bueno, todo esto viene a cuento porque nos queremos hacer eco de una nueva propuesta de Osakidetza (Servicio Vasco de Salud) que pretende comenzar a atender a sectores muy concretos de población de forma no-presencial. Se trata de utilizar el teléfono para algo más que para pedir cita. Pretenden que a través de él también se puedan consultar resultados de analíticas, realizar alguna petición al médico, o recibir algún consejo sanitario. Realmente esta es una más (y van…) de las iniciativas innovadoras y originales que está impulsando Osakidetza. Puede ser interesante para aprender por si es susceptible de se importado y asumido por aquí. De momento os dejo el artículo que apareció hace unos días en un periódico digital guipuzcoano de la tercera edad. Echarle un vistazo.

, , ,

1 comentario

La tecnología en nuestro trabajo


Así lo veo yo con la influencia que tendrá nuestro MIOap.

, , ,

4 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: