Entradas etiquetadas como Calidad

Integrar al nuevo trabajador


En el trabajo hemos constituído un grupo que lleva trabajando varias semanas con el objetivo de elaborar un Plan de Acogida al trabajador de nueva incorporación.

Son muchos los argumentos que ayudan a justificar la existencia de este Plan y el desarrollo prioritario de este proyecto. Uno de ellos es la dispersión geográfica de los puestos de trabajo que caracteriza a nuestra Area Sanitaria. Otra razón es la de que el documento de acogida formará parte del futuro Plan de Comunicación Interna que también estamos comenzando a elaborar y que desarrollaremos de forma simultánea. Otra, la gran variabilidad en la práctica de las tareas de los puestos de trabajo provocada por las características del entorno en donde se desarrollan.

Una vez asumida la necesidad de acoger de forma adecuada a los nuevos trabajadores, hemos tomado una serie de decisiones importantes que (sin duda) serán determinantes para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto. Uno de ellos es la utilización de una herramienta informática colaborativa para trabajar diariamente, volcando en ella no sólo documentación a compartir, sino también sugerencias, ideas, discusiones, comunicaciones,… y todo ello permitiendo una comunicación en tiempo real, de forma simple y efectiva.

Otro detalle que caracteriza este proyecto es la decisión de estructurar este Plan de Acogida en tres niveles de desarrollo, (relacionados con sendos niveles de acogimiento: 1] información general, 2] información del Equipo de trabajo y 3] información del puesto de trabajo) con documentos virtuales (web) con el fin de que se facilite y simplifique tanto el acceso a los propios documentos, como la actualización (otro reto) de su contenido.

Una vez que el proyecto (o “acción de mejora” en terminología de calidad) está en marcha, nos permite tener una perspectiva más concreta de los objetivos y resultados esperados y es entonces cuando se plantea una duda que puede modificar completamente la estructura (incluso la filosofía) del proyecto.

Se trata de conseguir, al mismo tiempo que la digna ACOGIDA vaya acompañada de la necesaria INTEGRACIÓN del nuevo trabajador en el seno del grupo o equipo de trabajo y ese es un detalle de gran importancia pero que no hemos considerado suficientemente en la elaboración del Plan. Por contra, sí se ha tenido en cuenta la necesidad de informar sobre los valores, convicciones y postulados generales de la empresa, pero ello no es suficiente para:

  • Reducir la angustia y desconcierto en las primeras horas-días de su incorporación.
  • Asegurar la productividad desde el primer momento de su incorporación
  • Evitar errores, puesto que en una empresa de servicio público cualquier error tiene una consecuencia directa con agravios o incomodidades evitables que sufren los ciudadanos.
  • Despejar dudas sobre las expectativas del nuevo trabajador.

Cosas que se podrían evitar o minimizar con la elaboración de un plan de integración al nuevo trabajador.

¿Consideráis necesario el esfuerzo por integrar al nuevo trabajador en su equipo de trabajo?

Anuncios

, ,

2 comentarios

Atendiendo lo urgente y olvidando lo importante


En las últimas semanas este sitio está demasiado olvidado. La verdad es que el volumen de trabajo frecuentemente impide dedicarle tiempo a lo importante para atender lo urgente, y en estos últimos días han habido demasiadas cosas urgentes.

Ya no es momento para comentar el premio que se otorgó a las Unidades de Atención al Usuario (de las OCAUS, de los Hospitales y de los Centros de Salud) por la labor que hacen/hacemos en el día a día y que fue entregado a una representación de estas Unidades en el día Mundial de la Salud y que la Junta de C-LM celebró en Guadalajara.

Ha pasado demasiado tiempo desde ese reconocimiento y creo que es extemporáneo cualquier comentario, aunque es cierto que a mí personalmente me generó un sentimiento agridulce. En otro momento podremos extendernos y profundizar en el tema.

Otro de los acontecimientos importantes que han sucedido en nuestra Gerencia en los últimos días ha sido la celebración de la evaluación para mantener el sello de calidad europea (Compromiso con la Calidad) que entrega el Club Europeo de Calidad en la Gestión y con el que ya le reconoció a esta Gerencia en el año 2008. Este sello debe ser renovado cada dos años para demostrar que ese compromiso adquirido de trabajar según unos cánones en calidad preestablecidos, se mantienen o mejoran.

Pues bien, la evaluación de renovación del sello se produjo el miércoles pasado y durante esa jornada se expuso y documentó ante un evaluador de AENOR el trabajo que se ha estado desarrollando en los últimos meses para demostrar que esta Gerencia de Atención Primaria tiene un serio compromiso adquirido para trabajar en busca de la excelencia.

Es cierto que tenemos que realizar en este punto un ejercicio de autocrítica para que cualquier árbol que tengamos ante nosotros no nos impida ver el bosque. Es decir, tenemos que hacer un esfuerzo porque este trabajo que todas las acciones de mejora que se están realizando o iniciando en los últimos tiempos obtengan unos resultados que beneficien a todos los trabajadores. De poco sirve decir que hacemos y hacer como que de verdad se realizan, si después (y una vez terminada la evaluación y conseguido el reconocimiento) nos olvidamos de los objetivos que nos habíamos marcado y dejamos que todo se quede en papeles y buena voluntad.

El compromiso es exponer a esta Gerencia ante sus trabajadores, reconocer todo lo susceptible de mejorarse (que es muchísimo), asumir errores pasados e intentar poner remedios para que esos errores no se vuelvan a producir. Hacer eso siempre es un sano ejercicio de humildad.

Iremos explicando próximamente cuales han sido las acciones de mejora que se han estado desarrollando en los últimos meses, qué resultados se han obtenido, que conclusiones se han extraído, que acciones se han derivado de ellas para realizar en el futuro inmediato para conseguir mejorar. Buena parte de la documentación la tenéis disponible en la página web de la Gerencia, tanto en el apartado OCAU – EFQM. como en el aparado de la Encuesta de Clima Laboral. También podeis ver otras acciones que se comenzarán a desarrollar como consecuencia de sugerencias y comentarios que hemos realizado todos los profesionales desde los centros de salud y la Gerencia en la zona de “En qué trabajamos” de la web.

Creo que el trabajo que se está realizando, la implicación de muchos trabajadores en este proyecto y la repercusión que ese trabajo va a tener en el día a día de todos los profesionales merece la pena irlo explicando con detenimiento en este blog. Iremos profundizando.

,

Deja un comentario

¿Sirven para algo las encuestas?


¿De verdad sirve para algo una encuesta? Es una pregunta que me estoy planteando últimamente de forma recurrente.

En las últimas semanas hemos estado elaborando y realizando una encuesta de satisfacción de usuarios con respecto a la calidad de la atención telefónica que reciben en los centros de salud del Área. La encuesta podríamos denominarla como “doméstica” puesto que ha sido preparada, diseñada y realizada por un grupo reducido de personas que, por supuesto, no nos dedicamos a ello profesionalmente, pero que hemos intentado (y creo que hemos conseguido) poner en práctica todas las garantías técnicas para que los resultados obtenidos sean lo suficientemente fiables como para poder extraer consecuencias reales y realistas de ellos.

Una encuesta (correctamente realizada) es fundamentalmente un procedimiento de investigación. En nuestro caso hemos intentado investigar sobre la accesibilidad, la capacidad de resolver por teléfono diferentes demandas, la calidad de trato y en definitiva, la calidad de la atención telefónica como un concepto genérico (y en él se incluyen multitud de variables que afectan a esa percepción, aunque alguna de ellas no puedan ser modificadas por los administrativos). Insisto en que si técnicamente está correctamente planteada el trabajo de investigación puede ser muy fructífero. Vaya por adelantado que los resultados, en un primer análisis, son muy buenos.

A propósito de ello esta mañana una compañera de un centro de salud me ha llamado muy indignada. Según contaba, una de las personas que han sido encuestadas se ha personado ante la Unidad administrativa y les ha amenazado con una expresión tal que: “Me han llamado por teléfono y ya van a tomar medidas contra vosotros”. No hace falta aclarar que este usuario no tiene una buena opinión sobre el trabajo que se realiza en esa Unidad Administrativa.

Evidentemente esta compañera se toma la frase y, por añadidura la encuesta de satisfacción, como una gran ofensa. Según ella (y seguro que es verdad) el único déficit en la atención telefónica que ellos prestan está provocado por problemas técnicos con su centralita; problemas que viene advirtiendo a la Gerencia desde hace meses y que ésta no soluciona. No pretendo reducir la responsabilidad de todos los implicados (incluída la Gerencia, o principalmente a ella), pero no podemos olvidarnos que las encuestas de satisfacción están basadas en respuestas subjetivas y la subjetividad de este usuario que se presenta en el centro de salud a increpar con esa “amenaza” está muy clara. También lo está, aunque en sentido contrario otras subjetividades de otros usuarios de ese mismo pueblo que han contestado otorgando una alta calificación a la atención recibida por esos mismos adminsitrativos. De la misma forma que los resultados globales obtenidos no son muy malos o muy buenos (existen también valoraciones intermedias), los culpables de todo no son unos u otros. Casi siempre las respuestas las encontramos en los colores grises, los tonos intermedios, las culpas compartidas.

Para que no existan inadecuadas interpretaciones tengo que insistir en las garantías técnicas de la encuesta, cuyo procedimiento de muestreo ha sido escrupulosamente calculado a partir de fórmulas estadísticas, incluyendo el margen de error y el nivel de confianza de la misma. Sin duda existen otras muchas circunstancias que pueden sesgar cualquier encuesta (quién realiza la misma, cómo la realiza, cuándo la realiza, cómo verbaliza las preguntas, en qué orden, qué comentario de introducción o presentación realiza,…) pero ese posible sesgo tiene una significación relativa frente a la importante información que se obtiene de las respuestas de los ciudadanos.

Pese a algún posible malestar creado por la encuesta me reafirmo en que el objetivo fundamental de ésta no es otro que el de encontrar soluciones a algunas situaciones o problemas detectados. Intentamos objetivar el punto en el que nos encontramos con respecto a la calidad de la atención que se presta y medir las satisfacción (o insatisfacción en algún caso) de los que utilizan nuestro servicio [público], siguiendo aquella máxima en calidad de “todo lo que se mide mejora”.

Saber donde estamos, para medir, para analizar , para tomar medidas, para mejorar.

Pero,… ¿las encuestas sirven para algo?

, , ,

Deja un comentario

Manual de Información y Atención al Ciudadano


Parece que el Sescam (si, si, nuestra empresa) ha publicado hace unos días el nuevo (o mejor, una versión actualizada) del Manual de Información y Atención al Ciudadano. Como digo, el manual no es nuevo. Se elaboró con la intención de plasmar en un documento consejos y técnicas de comunicación de tal manera que sirviera de apoyo o ayuda a quienes nos dedicamos a la Atención al Usuario a la hora de abordar desde tareas rutinarias hasta situaciones más complejas y especiales (información telefónica, situaciones de conflicto,…)

Este manual, al menos las dos versiones anteriores, se envió a todas nuestras Unidades Administrativas, por lo que supongo que todos los que trabajais en los centros de la GAP de Ciudad Real tengais alguno a mano en el trabajo.

Pues bien, parece que se ha publicado una nueva edición, y como suele pasar en este tipo de ocasiones, el último en enterarse es el más interesado. Primero se da información a través de los medios de comunicación (ya se sabe que eso viste mucho) y después… se enviará a los centros cuando se pueda. En fin, esperaremos a ver cuando se les ocurre enviarnos alguna copia. Os enlazo la nota de prensa de la Junta.

Como decía un compañero que se marchó a otra empresa hace un par de años: “¿Cuándo aprenderán “nuestros mayores” a hacer las cosas con lógica?”

, , ,

3 comentarios

Mirar con nuevos ojos


¿No os ha pasado que colocando, por ejemplo, una mesa en el trabajo habéis dejado unos metros del cable del ordenador por el suelo porque el enchufe queda demasiado lejos y habeis pensado: “no pasa nada,… es provisional”? ¿Y resulta que el dichoso cable se ha tirado “provisionalmente” tirado por el suelo años? ¿Y sistemática y diariamente habéis tenido que saltar varias veces cada día para no tropezar con aquello? Seguro que si. No puede ser que el único al que le pasa habitualmente esto sea a mí.

¿Y no os ha pasado que después de un tiempo de saltar sobre él ha llegado un momento a partir del cual parece que el cable estuvo ahí toda la vida y dejamos de plantearnos que puede ser un engorro y hasta un peligro mantenerlo ahí?. Seguro que si.

En muchas ocasiones mirar con ojos de quien mira por primera vez nos hace ver cosas que tenemos delante de nuestras narices diariamente pero que jamás reparamos. Hacer ese ejercicio es sano (física y mentalmente) y requiere muy poco esfuerzo (esta es la palabra clave). Es recomendable hacerlo con regularidad, no sólo para detectar muebles y cables mal colocados sino también para detectar tareas innecesarias, simplificar acciones, hacer amigables documentos,…

Pues bien, ese ejercicio lo han hecho en The Dartmouth Institute, en Estados Unidos, con los informes de resultados de las analíticas y han descubierto que existe otra forma mucho más simple, entendible y descifrable para todos de presentar dichos resultados. ¿Creéis que cualquier paciente no sanitario no estenderá mucho mejor lo de sus valores de HDL o LDL?. Aquí os dejo dos muestras. Por supuesto están en inglés, pero no es necesario saber idiomas para interpretarlos.

(Por cierto, espero que los resultados sean ficticios, porque si no es así la Ley de Protección de Datos en EE.UU. debe ser distinta a la nuestra)

(visto en “Salud con cosas”)

,

Deja un comentario

Responsabilidad ciudadana


Desde hace meses desde los órganos de gestión de cualquier servicio público se está intentando potenciar lo que técnicamente se llama “corresponsabilidad ciudadana”. Viene a ser un intento por conseguir que los ciudadanos, los usuarios de cualquier servicio público (aunque aquí nos interesa especialmente el nuestro) valore realmente las prestaciones que recibe y se responsabilice (en la misma medida que quienes estamos trabajando en él) del correcto uso del mismo.

¿Cómo? pues bien sencillo, intentando lanzar mensajes como: no demande más de lo que necesita, no exija aquello que moralmente no debe exigir, entienda que cualquier petición suya va acompañada de un gasto,… en definitiva: valore lo que tiene y úselo como si fuera realmente suyo, porque si el uso se convierte en un abuso todos salimos perjudicados.

En un restaurante muy conocido de la capital aparece en el baño este cartel. En definitiva se pide que el usuario también colabore y se corresponsabilice de que todo esté en orden.

, ,

Deja un comentario

Profesionalización del trabajo administrativo


Ya hemos hablado aquí en varias ocasiones de la evolución que ha experimentado el personal administrativo del ámbito sanitario (tanto centros de salud como hospitales) en los últimos años. Quedan ya muy lejos aquellos primeros tiempos en los que para desarrollar esta profesión dignamente sólo se necesitaban unos conocimientos básicos del funcionamiento del centro en donde trabajábamos y voluntad para intentar atender con cordialidad a los usuarios. Hoy, para hacer nuestro trabajo correctamente, se requieren conocimientos profundos de las muchas herramientas informáticas que utilizamos, conocimiento de los procesos sanitarios (los que realizan enfermeros y médicos), manejo de diferentes técnicas de comunicación, soltura en la utilización de procesos administrativos,… En definitiva esta profesión ha avanzado mucho en los últimos quince años, lo que viene a confirmarnos el elevado grado de profesionalización de nuestra profesión. Poco a poco vamos (entre todos) añadiendo valor a lo que hacemos y al trabajo que desarrollamos.posterCuenca.jpg

Esa misma evolución han experimentado ámbitos relacionados con el desempeño profesional. Ahora existen varias asociaciones de administrativos sanitarios. Persiguen finalidades como promocionar la formación, provocar puntos de encuentro, compartir experiencias, hacerse presentes en vida profesional. Hay quienes han entendido mal este tipo de asociacionismo profesional, buscando en ellas diferentes reivindicaciones profesionales de carácter laboral, sin darse cuenta que para eso ya existen unas instituciones (que nos gusten más o menos, esa es su función) que son los sindicatos. Las asociaciones de administrativos generan una actividad que enriquecen profesionalmente a todos (no sólo a sus asociados).

Hace quince años era impensable que se pudieran celebrar eventos multitudinarios en los que poder compartir conocimientos y experiencias. Ahora cada año tenemos una serie de ofertas de este tipo, que se traducen en Congresos y Jornadas (de ámbito nacional y regional) dedicadas y dirigidas a los administrativos del ámbito sanitario, organizadas y coordinadas en la mayoría de los casos, por las asociaciones de administrativos.

Bien es cierto que en este sentido nuestra área es muy deficitaria. Participamos poco en la organización de jornadas o congresos administrativos (atrás quedó el malogrado intento de hace dos años de organizar las II Jornadas regionales de Unidades Administrativas) y también tenemos poca participación “pasiva” en estos eventos, es decir, los administrativos del Área de Ciudad Real asisten poco (o mas bien, nada) a Congresos de nuestro ámbito. Los motivos por los que esto sucede son complejos y difíciles de analizar. Todos suponemos que existen varias causas que provocan la no participación: el desembolso económico que hay que realizar, la poca ayuda institucional para ayudar a soportar este coste, el desconocimiento o nula información sobre las convocatorias, la sensación (equivocada) de que este tipo de actos aportan poco a nuestro trabajo,…

Y si es difícil la asistencia, no menciono lo “imposible” que nos parece la participación activa. La presentación de un poster, por ejemplo, a un congreso administrativo nos puede parecer una actividad complicada y difícil (cuando en realidad es todo lo contrario) y, además, poco útil. La presentación de actividades o trabajos que hemos realizado en nuestro pequeño ámbito, que consideramos que lo hemos hecho bien y que pensamos que puede ser útil darlo a conocer es la actividad más común en un congreso. La idea de comunicarlo a los demás asistentes se realiza de una forma muy gráfica y sencilla (tanto para el que la elabora como para el que la observa) a través de un poster. No es más que la representación esquemática de 1) las causas que han provocado que nos hayamos empeñado en realizar esa actividad, 2) el trabajo que hemos realizado y 3) los resultados que hemos obtenido.

No es más que eso. Nos ayuda, nos hace importantes, nos profesionaliza, nos da valor (como persona y como grupo). Todo eso consigue presentar un sencillo poster en un congreso administrativo. Si además nos dan un premio por él, ya es la leche.

En el último Congreso de Administrativos de la Salud , celebrado en Cuenca en el mes de mayo, se presentaron más de cincuenta poster. Esto demuestra el interés y las ganas que todo el mundo tiene por que los demás administrativos conozcan alguna actividad que han realizado y de la que se sienten orgullosos. La mayoría de ellos era muy interesantes y perfectamente aprovechables para nuestro día a día. Algunos nos informaban sobre como el circuito establecido para solicitar las ambulancias en un centro de salud de Navarra; otro sobre el triaje que realiza la Unidad Administrativa en otro centro de Cataluña; otro que informaba sobre cómo se soluciona en un centro de salud de Madrid el problema del acceso de pacientes sin cita previa (poster que aparece en la imagen); … Así hasta más de cincuenta.

Muchos de los compañeros, cuando les ofrezco la posibilidad de presentar un poster a algún evento nuestro, hacen siempre las mismas observaciones: “pero ¿cómo lo hago?, ¿por dónde empiezo?, ¿qué tengo de preparar?…” Efectivamente la preparación y elaboración del poster es una labor sencilla, pero es necesario conocer una básica metodología. Es importante conocerla y dominarla.

Desde la Unidad de Formación y Docencia de nuestra Gerencia se están organizando cursos en los últimos años para enseñar a elaborar un poster. En este momento está abierto el plazo de inscripción (hasta el 13 de septiembre) a través de SOFOS. Es el primer año que se dirige también a administrativos. Es una buena forma de aprender esa metodología a la que antes hacía mención. Os animamos a solicitarlo. Os dejamos aquí el enlace a SOFOS.

,

Deja un comentario

Elegir criterios de incentivos


elegirEn las últimas semanas estais recibiendo información por vía interna del Equipo sobre el contrato de Gestión 2010 y, mas concretamente sobre la incentivación recogida en él.

A este respecto se os ha pedido que uno de los 3 criterios que se incentivarán este año sea elegido por vosotros mismos de entre una serie de diez que se proponen en el mismo contrato de Gestión.

La información sobre el sistema y los criterios que se incentivarán durante este año, fue ofrecida a cada uno de los Equipos Directivos de cada Centro de Salud en una serie de reuniones informativas que se han mantenido en las últimas semanas. Se supone que el contenido de dichas reuniones ha sido trasladado al resto de los miembros de todos los Equipos.

Volviendo a la incentivación, el objetivo que se persigue al incluir este criterio “elegible” no es otro que impulsar mejoras en la actividad diaria. Por ello se pretende incentivar el trabajo extra que supera lo estrictamente necesario para realizar correctamente cualquier tarea. Por supuesto, que otra de las finalidades que se persiguen (la misma que se ha perseguido en los últimos años) es la de objetivar la correcta realización de cada criterio, para ello pretendemos medir la consecución del mismo utilizando los indicadores que se acompañan en el propio contrato de Gestión.

Por último, la forma de informar oficialmente sobre cual es el criterio elegido por cada Unidad Administrativa es a través de un escrito, firmado or el Coordinador y, si es posible, junto a la información de los criterios de personal sanitario (que también tendrán que elegir e informar).

, ,

1 comentario

El principio de la desmotivación


tunel de desmotivación

(Entrada vista en el blog “GTD Bergonzini“)

Hay veces, que cuando nos enfrentamos a las acciones diarias nos encontramos con una lista interminable, no sabemos por cual comenzar y mucho menos queremos comenzar con todo lo que tenemos pendiente. Es cuando sentimos un escalofrío recorriendo nuestro cuerpo y el ángel de la procrastinación se sienta en nuestro hombro susurrándonos dulces palabras para olvidarnos de esa lista.

Sea el miedo o el disgusto en hacer las cosas, retrasamos de forma consciente lo que tenemos que hacer, sin pensar o en el peor de los casos, atenuando falsamente las consecuencias de esa disidencia. En ese momento abrazamos la procrastinación en pro de un tiempo que va fluyendo. Nos sentimos abatidos, incluso cansados, ponemos mil excusas para no afrontar alguna de esas tareas.

Este es un escenario bastante común, dónde nos sentimos colapsados por lo que deberíamos hacer y la falta de motivación para realizarlo. Un descontento interior que pone en peligro incluso nuestra propia forma de pensar, hundiéndonos en falsas ideas de que no podemos realizar las acciones. Cuando en verdad somos simplemente abrumados por todas esas acciones o proyectos.

Un principio es tan bueno como cualquier otro, sólo hemos de encontrar la motivación necesaria para arrancar en el proceso. Cuesta, sí. Salir de la procrastinación o la holgazanería y caer en las redes de algo que no entendemos y que nos cuesta asimilar resulta difícil, pero para ello disponemos de ciertas capsulas que nos ayudan a regresar a nuestro yo productivo.

Con esto no quiero decir que la desmotivación por realizar las acciones pueda ser superada de una forma casi mágica, no nos engañemos, cuando la moral está baja, levantarla resulta bastante complicado y más si lo hemos de hacer nosotros mismos desde el fondo del pozo.

La motivación viene dada por un interés, por unas ansias de triunfar y en consecuencia, de deshacernos de la acción o proyecto que tenemos entre las manos. Para conseguirlo hemos de ser totalmente transparentes con nuestros sentimientos y analizar (¿a que suena fácil?) de una forma sencilla lo que tenemos entre manos.

La zona, es el campo completamente opuesto a la desmotivación. Si has entrado alguna vez en ella, recordaras el placer que se siente al realizar el trabajo, al sentir la simbiosis con él, a no pensar en nada más que no sea lo que estás haciendo, perdiendo la noción del tiempo y del mundo. Ese es un buen objetivo por el que luchar y conseguir avanzar.

Hemos de encontrar los valores necesarios para conseguir entrar y quedarnos en ella. Lo principal, encontrar el motivo por el cual estamos haciendo las cosas. Darle una finalidad a la acción nos da un sentido para seguir avanzando. El placer, es otra de las claves, cuando disfrutamos haciendo las cosas el tiempo resulta invisible, si aborrecemos la tarea, si no la soportamos, si no queremos hacerla, hemos de encontrar un hilo placentero para estirar de él. Para conseguirlo no habrá que pensar en la globalidad, si no en la división del esfuerzo, dónde las pequeñas victorias se transforman en grandes acontecimientos que nos sirven de recompensa. Por ello:

  • Define un porqué: ¿Qué significa esto?. ¿Por qué quiero hacerlo? ¿Qué voy a obtener haciéndolo?
  • Busca el placer: Localiza las acciones que te pueden resultar más agradable en el proceso.
  • Divide las acciones grandes: Hacer todo un proyecto resulta imposible, dividirlo nos da acciones más directas.
  • Recompénsate por el esfuerzo: Cada objetivo conseguido es una victoria, disfruta de ella, date un respiro o un capricho para animarte y seguir con la siguiente acción.

Repetir estos cuatro sencillos pasos, te hacen salir del pozo, encontrar el camino para poder entrar en la zona y finalizar esas molesta acciones o proyectos que nos inducen a la procrastinación.

,

Deja un comentario

Necesidades y su jerarquía


La Pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra “A Theory of Human Motivation” en 1943. Esta pirámide describe una jerarquía de necesidades que consta de cinco niveles, cuya idea básica es que las necesidades más altas ocupan nuestra atención sólo cuando se han satisfecho las necesidades inferiores. Estos son los cinco niveles de la Jerarquía de Necesidades de Maslow:

1. Necesidades básicas: necesidad de respirar, beber y alimentarse. Necesidad de dormir, descansar, evitar el dolor y tener relaciones sexuales.

2. Necesidades de seguridad y protección: seguridad física y de salud, seguridad de empleo, de ingresos y recursos, seguridad personal y familiar y de propiedad privada.

3. Necesidades de afiliación: asociación, participación y aceptación. Necesidad de relacionarse, de ser parte de una comunidad, de agruparse en familias o con amigos, en un club, en una comunidad religiosa.

4. Necesidades de estima: necesidad del respeto a uno mismo y las demás personas.
A uno mismo: autoconfianza, competencia, maestría, logros, independencia y libertad.
A lo de los demás: atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama.

5. Necesidad de autorrealización o autoactualización: se hallan en la cima de la jerarquía, y a través de su satisfacción se encuentra un sentido a la vida mediante el desarrollo de una actividad. Por ejemplo: el que nació para cantar debe dedicarse a eso, y sólo eso como profesión lo hará feliz.

Todos tenemos necesidades y todos estamos en alguno de estos cinco niveles. ¿En qué nivel estás?

,

2 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: