Archivo para la categoría Redes sociales

Internet 2010 en cifras


,

Deja un comentario

Facebook en España


Infografía: Crecimiento de Facebook en España. Muy didáctico. Y para amenizarlo, un poco de música

Deja un comentario

Los lectores de feeds


En las últimas semanas este sitio está siendo visitado por un número sorprendentemente alto de interesados en lo que aquí se cuenta. Eso, además de alimentar el ego, es motivo de estímulo para escribir, investigar y trasladar comentarios y noticias que puedan resultar interesantes.

Lo extraño del caso es que a pesar de haber multiplicado por diez el número de visitantes, no ha sucedido lo mismo con el número de suscriptores. Aparentemente no tendría por qué aparejarse ambos datos; aunque si el grupo de personas que se interesan día a día por comprobar si hay algo nuevo en el blog es aproximadamente el mismo, lo lógico es simplificar y automatizar la forma de acceder a consultar las novedades que se hayan añadido, en vez de tener que buscar los enlaces que lleven hasta aquí.

Existe una forma (realmente existen varias, pero ésta es la más utilizada) de acceder a cada una de las nuevas entradas sin necesidad de tener que entrar constantemente en el blog, y es a través de los feeds RSS.

Los feeds RSS son un sistema de difusión de noticas que permite conocer las últimas novedades de un blog o sitio web sin tener que visitar la página. Para leer los feeds se utiliza lo que se llama precisamente un lector (o agregador) de feeds, que permite seguir los avances de muchos sitios al mismo tiempo, desde un mismo “programa” y sin ningún tipo de intervención o búsqueda.

Recomiendo dos lectores de feeds: Google Reader (para los que tengáis o querais tener cuenta de Gmail) y Netvibes (que es estéticamente bonito y visualmente agradable). Ambas son dos páginas webs que lo que hacen es conectarse con los blogs o páginas webs que vosotros le indiquéis y advertiros cada vez que algunos de esos sitios genera algún nuevo contenido.

Os dejo aquí diferentes vínculos que explican, de una forma muy sencilla y rápida qué es y como podeis suscribiros a cualquier feed.

Y por último, os dejo un video que explica para que sirven los lectores RSS.

[Como siempre digo en estos casos, lo siento por los que accedeis desde los servidores del Sescam, porque os bloquearán el video. Para los demás, que lo disfruteis]

, ,

Deja un comentario

Redes sociales y atención sanitaria


Uno de los muchos usos que pueden darse a internet aplicada a la salud es la posibilidad de romper con el tipo de visita que se realiza (generalmente al médico) en los centros de salud. Desde que la sanidad es sanidad, para que un médico pudiera escuchar la demanda, explorar, diagnosticar y tratar es imprescindible que el usuario se persone en la consulta (con todo lo que eso lleva aparejado: llamada de teléfono, solicitud de cita, mecanización de cita, espera, masificaciones, presión asistencial,…)

En los últimos tiempos se están experimentando formas distintas de conexión o comunicación médico-paciente. Existen propuestas “institucionales”, en la mayoría de los casos poco atrevidas, muy conservadoras y por lo tanto, poco innovadoras; y existen profesionales que han tomado la decisión de dar un paso al frente en esto de aplicar las nuevas tecnologías a su trabajo diario.

El ejemplo más conocido (al menos para mí) es el del Dr. Salvador Casado (seguro que hay muchísimos más) que desde su consulta de Villalba de la Sierra (Madrid) y con ingenio y ganas (ni siquiera se necesita invertir dinero, puesto que todas las herramientas que utiliza son gratuitas) se comunica con el mundo y con sus pacientes utilizando las posibilidades que ofrece internet. Dispone de una cuenta de Twitter para informar de las incidencias de su consulta; de un blog para ir narrando día a día sus peripecias asistenciales; de un calendario de Google para comunicar sus ausencias (guardias, vacaciones,…) y de un correo electrónico abierto a sus pacientes para resolver dudas o consultas no presenciales. Y según él todas estas vías las utiliza y le ayudan en su trabajo diario.

Lo que demuestra que cuando las iniciativas no vienen por la vía que deben llegar (la administración) son los propios profesionales los que, con pocos recursos y poco tiempo para invertir, se animan a experimentar nuevos formatos de atención y comunicación. Los profesionales… o los usuarios, porque resulta que los usuarios también tienen la necesidad de innovar en la forma de acceder a su médico. En las últimas semanas ha comenzado a funcionar una red social por y para pacientes crónicos, familiares, cuidadores y personal sanitario, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de este tipo de pacientes que por sus características, en ocasiones tienen serios problemas para personarse en el centro de salud o son protagonistas de una alta frecuentación.

La red en cuestión se llama Qoolife y no sólo benefiará a los propios pacientes y su entorno, sino también a los profesionales que podrán gestionar este tipo de pacientes y patologías de una forma distinta a como se está haciendo desde hace varias decenas de años.

Y es que la atención sanitaria debe insistir en esas vías “alternativas”: la telemedicina, las redes sociales, las comunicaciones virtuales con los pacientes, los autocuidados,… son el futuro de la sanidad. Aquí lo estamos diciendo desde hace meses.

, ,

2 comentarios

El futuro de las redes sociales en las empresas


Hace unos meses, una consultora americana que atiende al nombre de Gartner S.A., con prestigio mundial, ha publicado una serie de previsiones sobre la utilización de las redes sociales (twitter, facebook, tuenti, linkedin, xing,…) en el ámbito laboral y empresarial (el informe está en inglés, por supuesto, pero puedes consultarlo desde aquí). Según esta consultora, para el año 2014 los servicios de redes sociales destronarán al correo electrónico como principal vehículo de comunicaciones interpersonales para el 20 % de usuarios en empresas.

Si esto se cumple, resultará que la evolución de la aplicación de las redes sociales en el ambiente empresarial no se desarrollará con la misma fuerza y consistencia como lo está haciendo en el ámbito privado. Las previsiones mas optimistas preven que el uso de Twitter o Facebook para comunicaciones internas en el trabajo será obligatorio en breve. Pero parece que estas previsiones son erróneas. Según Gartner S.A. el potencial que estos sistemas tienen tanto para emitir información como para recibirla y las grandes ventajas (inmediatez, simplicidad, comodidad, multiplataforma,…) no se aplicarán en el trabajo próximamente.

Aparentemente la situación parece contradictoria puesto que muchos de nosotros ya estamos utilizando estos sistemas en nuestra vida privada y comprobamos sus grandes virtudes, y sin embargo seguimos transmitiéndonos información en el trabajo a través del fax o, en el mejor de los casos, a través del correo electrónico.

Esto demuestra una vez más que la implantación de cualquier sistema o herramienta novedosa e innovadora en el trabajo no depende exclusivamente de la factibilidad de su implantación, o de la eficiencia de su uso, sino del convencimiento de lo positivo de su manejo tanto por quienes deben estimular e impulsar su uso, como de quienes tienen que utilizarlo diariamente.

, , ,

Deja un comentario

Blogs y centros de salud


Como sabemos el mucho esfuerzo que cuesta alimentar una herramienta que sirva para compartir y poner en común, para comunicar y comunicarse; como sufrimos en nuestras carnes el trabajo de mantener un blog, nos gusta dar publicidad, animar y expandir (en nuestra modesta aportación) cualquier herramienta que tenga alguna relación con la comunicación y si además se encuentra relacionada con el ámbito sanitario, con más razón.

Hace ya algunas semanas que teníamos pendiente hablar de un blog muy cercano, no tanto por el objetivo que persigue, sino por quien/es es/son los que se curran el día a día.

El blog en cuestión se llama “Residentes en Piedrabuena” y, como podéis intuir, se elabora en el Centro de Salud de Piedrabuena. El padre de la criatura es un médico de familia cuyo nombre es Antonio Gallardo, aunque existen diferentes colaboradores entre el personal del mismo centro.

Tal y como se advierte en el mismo blog, está concebido como una herramienta de apoyo docente a los Médicos Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria durante su período de formación. Por lo que la información que en él aparece es eminentemente sanitaria y dirigida a la formación y práctica de médicos.

Es recomendable, al menos que os déis una vuelta por él y comprobéis lo que se puede hacer con ganas, ilusión y constancia.

, ,

Deja un comentario

Facebook y la sanidad pública


Está visto que o nos actualizamos o morimos o nos convertimos en analfabetos virtuales. El fenómeno web 2.0 cada vez tiene mayor vigencia y se introduce por los entresijos de la realidad diaria de cualquiera de nosotros.

Existen multitud de herramientas que nos permiten estar mejor comunicados, mejor informados, mejor conectados,… La comunicación pasó de ser unidireccional (uno emite y muchos escuchan) para ser omnidireccional (todos pueden emitir y escuchar) y parte de culpa la tienen las nuevas tecnologías y las nuevas herramientas (webs, intranets, wikis, blogs) y las redes sociales (Facebook, Twitter, Twenty,…)

Y como aquí, el que más y el que menos se va adaptando a los nuevos tiempos, os dejo acceso al “muro” del Hospital de Son Dureta (Palma de Mallorca). Ya tienen más de 800 fans. Da un poco de envidia.

, ,

Deja un comentario

Internet y la productividad en el trabajo


No soy de los que se dedican a leer la prensa a través de internet, ni siquiera en el trabajo; por eso hace unos días quise ampliar una noticia de ámbito local que escuche en el coche mientras iba a comenzar mi jornada laboral. Ya no recordaba que tenemos el acceso bloqueado a los periódicos de información. Para salvar el momento de frustración me metí en una radio on-line para escuchar un poco de música de fondo mientras continuaba con el trabajo,… pero el acceso también está bloqueado.

Esto es un ejemplo de lo que muchas empresas (incluída el Sescam) entienden por colaborar en la buena comunicación e información de sus trabajadores. Pero no es eso lo peor, existen otras muchas empresas que vetan a sus empleados el acceso a redes sociales en horas de trabajo; de la misma forma que hay padres a los que todavía les parece contraproducente que sus hijos tengan una Wii o naveguen por la red.

Hace unos días leí que la universidad de Melbourne, en un estudio publicado hace menos de un año (de abril de 2009) afirmaba que dedicar hasta un 20% del tiempo de trabajo a usar internet para fines particulares supone mejoras de la productividad de hasta el 9%. No es de extrañar. Al fin y al cabo los expertos en salud laboral siempre han dicho que durante el trabajo es bueno hacer pequeñas pausas para desconectar, estirarse, mirar por la ventana… El problema es que hay empresas que todavía no se han dado cuenta de que internet es para muchos -en especial para las nuevas generaciones- su ventana al mundo, y todos sabemos cuanto más a gusto se trabaja en una oficina con “ventanas a la calle”, en la que penetre la luz natural, que en una con ventanas a un patio interior, pequeño y sombrío. No tener acceso a internet supone, cada vez más, estar aislado del mundo, de tu mundo; es como si nos obligaran a desconectar el móvil o nos impidiesen recibir llamadas personales en el trabajo. Sin embargo, muchas empresas desconfían de la red. Que sus trabajadores pierdan el tiempo tomando café, charlando en el pasillo o marchándose a sus casas media hora antes del final de la jornada es algo soportable, pero la posibilidad de que naveguen por internet es una auténtica catástrofe.

La ubicuidad de las redes sociales y su importancia cada vez mayor en la vida de las personas produce un efecto interesante: las empresas gastan dinero en software y procedimientos para impedir el acceso de sus trabajadores a sitios como Facebook (no es el caso del Sescam,… aún) y lo que consiguen en realidad con ello son trabajadores más desmotivados, que ven como se les impide el acceso a una conexión con personas y acontecimientos razonablemente importante en sus vidas, y que les lleva a relaciones profesionales basadas en la desconfianza y la represión, en las que predomina un escaso compromiso.

, ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: