La tecnología aplicada a la salud

Seguro que la imagen trae muchos recuerdos a los administrativos veteranos (¡y tan veteneranos!). Nadie sabe las horas que hemos pasado delante de este instrumento “tecnológicamente perfecto”, de esta herramienta que marcó una época, de este mecanismo que nos generaba un sentimiento esquizofrénico de amor-odio.

Querida porque nos hacía el trabajo más cómodo y odiada por los tachones de tipex que teníamos que aplicar con maña para tapar el error pero sin provocar la gota que caía sin control sobre el folio. Por cierto, ¿dónde quedó el tipex?, ¿y el papel carbón para sacar las copias de las notas y oficios?.

Este ejemplo de tecnología punta quedó hace años relegado a ocupar algún rincón de algún almacén de los centros de salud. En algunos centros todavía ocupan un lugar protagonista (aunque olvidado) en alguna sala de reuniones, medio oculta entre montones de revistas médicas y notas de la gerencia del año 2005.

Ahora, para confirmar un poco más el olvido al que está sometida, resulta que cierran la última gran fábrica de máquinas de escribir que quedaba en el mundo. La empresa se llama (o mejor, se llamaba) Godrej and Boyce y se encontraba en Mumbay (India).

Se confirma con ello que la revolución informática no sólo nos condiciona la vida sino que asesina los buenos recuerdos.

¡En fin, habrá que vivir con ello!

Anuncios

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: