¿Cómo hacer una presentación?

Como ya hemos comentado en algunas entradas en los últimos días hoy ha dado comienzo el curso de Comunicación para administrativos de atención al usuario. El curso se celebrará durante toda la semana en horario de mañanas y a él ya han empezado a asistir un total de 25 compañeros.

Con este motivo, me gustaría hacer durante toda la semana un gran monográfico dedicado a la comunicación y sus distintas especialidades. Hoy comenzamos con la elaboración de una presentación, que aunque todos pensemos en un primer momento en la típica presentación de Powerpoint, no necesariamente debe utilizarse este soporte. Presentaciones pueden realizarse en múltiples formatos (o incluso sin soporte alguno) aunque es cierto que el más extendido en los últimos años y el de más fácil utilización es el de diapositivas en PwPoint.

Realmente, utilicemos el formato que utilicemos el ciclo de elaboración es el mismo, aunque el contenido habrá que adaptarlo al medio que finalmente usemos. Una presentación con diapositivas nos permite utilizar éstas como guión, de tal manera que nos ayudarán a que no se nos olvide algún contenido y a seguir el orden que previamente hayamos establecido. Por el contrario, una presentación sin apoyo visual (últimamente están de moda porque permiten al orador demostrar sus habilidades “sin red protectora”) nos obligará no sólo a memorizar cada detalle de lo que queremos decir, sino también el orden de los puntos a abordar. No obstante, el ciclo de elaboración será el mismo. Este ciclo está constituido de 4 partes claramente diferenciadas:

1. PLANIFICACIÓN

Es la fase más importante, se trata de organizar mentalmente qué es lo que queremos decir y cómo lo queremos decir. Tenemos que tener muy claro cual que el objetivo último de la presentación (una charla, un curso, una ponencia, una presentación informal, …), cual es el foro al que os vais a dirigir (compañeros, conocidos, amigos, profesionales ajenos al contenido, …), el espacio en el que se va a desarrollar la presentación (una sala pequeña, un salón de sesiones, un aula, un espacio abierto,…), la disposición en la que tendreis que colocaros vosotros (de pie, sentado frente a los presentes, en una mesa solo, en una mesa acompañado,…) y el tiempo con el que contais.

La recomendación es que trasladeis a un papel lo que quereis hacer, llegando incluso a dibujar el aspecto que quéreis conseguir en cada diapositiva (si es que vais a elaborar diapositivas). Cuanto más claro tengáis la forma en la que quereis trasladar el mensaje mucho más sencillo será abordar las siguientes fases del ciclo.

Comenzar con una tormenta de ideas en la que volcareis todo lo que se os vaya ocurriendo con respecto a la presentación. No importa si las ideas fluyen sin orden y las colocais en el papel de forma deslabazada (ya habrá tiempo de ordenarlas). Esta primera parte de la planificación consiste en vaciar la mente, liberar todo lo que se os ocurra, no dejar nada guardado.

Podeis anotar desde la forma en la que creeis que podeis comenzar, hasta lo adecuado de ir vestido de una determinada forma. Todo vale y todo será aprovechado en su momento. Algunos teórico proponen incluso que en esta fase se realice una visualización previa del acontecimiento. Se trata de que os preguntéis “¿cómo quiero que se desarrolle? ¿cómo me gustaría iniciar la charla? ¿cómo puedo terminarla?” e intentar hacer un ejercicio de imaginación y “vivir” ese momento que sucederá en el futuro. Para ello es muy recomendable conocer el local o la sala, conocer su tamaño, la disposición en la que se sentarán los asistentes, la posición en la que os colocaréis vosotros,… De esta forma, cuando os encontreis en el momento crítico, os parecerá que ya ho habéis vivido, y que en esa “visión previa” estabais tranquilos, serenos, conscientes de lo que teníais que decir y no había nada que se os olvidara.

¿Teneis apuntado cual es el mensaje que quereis lanzar? ¿sabéis cómo lo vais a trasladar? ¿cómo vais a comenzar? ¿si vais a hacer alguna parada? ¿cuánto tiempo teneis? ¿vais a utilizar algún tipo de apoyo visual? ¿vais a permitir que os interrumpan para aclarar algúna cosa? ¿cual es el orden en el que vais a ir abordando los temas previstos?…

Nada de todo ello es inmutable en las siguientes fases, pero es muy importante que en este primer momento tengais las ideas claras antes de seguir. Bien, pues ya tenemos elaborada una mínima planificación de nuestra presentación. Con este trabajo previo tenemos colocado el cimiento sobre el que vamos a construir nuestro mensaje final.

Próximo post: 2. Documentación

Anuncios

,

  1. #1 por Anónimo el 8 febrero, 2011 - 20:20

    ¿Por qué no te planteas dar un curso, con prácticas incluidas, en vez de explicarlo de manera somera aquí? Creo que nos apuntariamos mucha gente

    • #2 por usuariosYpapeles el 8 febrero, 2011 - 22:10

      Buena idea. Lo que ocurre que no corren buenos tiempos para cusos presenciales en horario de mañana y con sustitutos. No obstante, se podrían valorar otras posibilidades. Tomo nota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: