A propósito de un comentario

La entrada “El ombligo del mundo” del pasado 18 de diciembre ha generado varios comenarios. Uno de ellos (el último a fecha de hoy) hace una observación que en un principio decidí contestar sobre el propio comentario, pero luego entendí que merecía un mayor espacio y quizás una mayor atención. Por eso he decidido dedicarle una entrada exclusiva, es ésta. Intuyo que estas líneas generarán algún “resquemor” o malestar en algunos de vosotros; sólo espero que si es así verbalicéis dichos malestares aquí mismo para darme opción a la réplica. Por último, recomiendo que le echéis un vistazo a dicho comentario antes de seguir leyendo, más que nada para ayudar a situaros. Voy allá.

De acuerdo. La Gerencia en la mayoría de las ocasiones no está a la altura de las necesidades de muchos de vosotros / nosotros. Pero excepto en algunas honrosas excepciones (que las hay) creo que las condiciones de la mayoría de los administrativos ni están bajo condiciones de presión alarmantes ni las condiciones laborales son precarias (te recuerdo la famosa pirámide de Maslow). De todas formas pienso que ni en esas situaciones extremas es justificable la apatía y el pasotismo de muchos y es mucho menos disculpable la falta de compromiso para dar cumplimiento a la obligación que todos tenemos, que no es otra que la de servir (de “Servicio”) al ciudadano. En fin, ya creo que he dicho en alguna ocasión que me sorprende de forma no grata la actitud de algunos de mis compañeros y también he puesto muchos ejemplos de esa falta de compromiso y apatía. Ahí va una: cuando comenzamos a tramitar las peticiones de Obstetricia con el Hospital General y éste nos pidió que para no incurrir en errores anotáramos la fecha en la que se iniciaba la semana número 12 de gestación, muchos compañeros (de verdad que fueron muchos) nos llamaban para advertirnos que si esa fecha no venía anotada en el volante de derivación, ellos no lo anotarían porque “suponía mucha responsabilidad contar hasta la 12 semanas desde la fecha de la última regla de la embarazada”. Por ello comenzamos a enviar a todos los centros los “discos” ginecológicas, para evitar que los administrativos contáramos hasta 12 por la gran responsabilidad que ello suponía. Ahora bien, algunos no me creeríais si dijera que muchos de estos que llamaron para realizar esta “advertencia” fueron los mismos que meses después (cuando llegó el momento del reparto de la incentivación anual) reclamaron su derecho a recibir las mismas cantidades que los médicos o enfermeros de sus centros.

Esa falta de compromiso, de asumir responsabilidades, de “honestidad profesional” es de la que yo me quejo. No puede defenderse una postura y la contraria. Un profesional no debería poder exigir a la Gerencia que cumpla, al mismo tiempo que advierte que no “contará hasta 12, porque no es su competencia”,… o se negará a preguntar cosas elementales a un usuario, porque “excede las competencias de los administrativos”,… o se negará a hacer fotocopias “porque no somos fotocopiadores”,… o se negará a grabar una cita programada “porque esas citas no son competencia nuestra”.

Y yo me pregunto: ¿alguien sabe cuales son nuestras competencias como administrativos? ¿alguien puede resumir aquí y ahora cuales son nuestras responsabilidades? Porque lo que sí tengo claro es que todos sabemos cuales NO son nuestras responsabilidades… eso si que lo tenemos claro. Pero, ¿en base a qué deducimos cuales son esas tareas que NO nos competen? Eso tampoco lo sabemos.

En fin, que me agota la apatía y la falta de compromiso y responsabilidad de muchos de nosotros. Y cuando de verdad estemos convencidos de que nosotros SI cumplimos, entonces podremos pedir a todos los demás ese mismo nivel de exigencia. Lo contrario no vale (o no debería valer)

Y este alegato no pretende disculpar a la Gerencia como primer garante de compromisos y responsabilidades. Ella debería ser la primera en dar ejemplo… y por desgracia no es así. Que cada cual aguante su vela.

Anuncios
  1. #1 por Anónimo el 3 enero, 2011 - 13:36

    Lo primero de todo Feliz Año.

    En mi humilde opinión, creo que tanto el compañero Anónimo como tú transitáis por el camino de la verdad.

    – Yo también he oído algún compañero negarse a calcular la 12 semana de gestación… otros, lo hemos hecho mucho antes de que la GAP nos lo indicara.

    – No estoy de acuerdo en que exista una falta de compromiso y de adquisición de responsabilidad, yo al menos en eso, no me doy por aludida, sino todo lo contrario. Creo que deberíamos asumir más responsabilidades “reales”, y me explico: ¿Cómo puede ser que cuando un administrativo tramite una OTS, deba utilizar el CIAS del profesional médico? ¿Es que yo no tengo el mío?. Yo quiero asumir esa responsabilidad. (Bueno, esto lo dejamos para otra entrada, OK).

    – En cuanto a la apatía, uno no puede dejar de estar apático cuando le viene en gana, muchos de nosotros hemos pasado por momentos de apatía laboral, lo cual no significa que dejemos de realizar nuestra labor profesional y de hacerlo honestamente.

    Por otro lado, se que es muy duro lidiar con esta amalgama de profesionales que pululamos por los centros y consultorios, (todos tenemos momentos buenos, malos, regulares…), y que muchas veces, el cabreo de esos malos momentos lo descargamos donde no debemos, lo cual no significa que no valoremos el trabajo y el esfuerzo que realizáis desde la Coordinación.

    También creo que las condiciones laborales de hoy día, difieren mucho de las hace una década, el número de profesionales, la formación, la información, la comunicación entre UUAA, el grado de confianza que los sanitarios tienen hacia nosotros y el valor que le dan a nuestra profesión dentro de la empresa a la que pertenecemos, que es fundamentalmente, una prestadora de cuidados y servicios sanitarios.

    Al igual que el compañer@ Anónimo te animo a que sigas escribiendo.

    Saludos y buena entrada de año a todos.

  2. #2 por coord.u.a. el 3 enero, 2011 - 13:44

    Gracias por comentar. Estoy de acuerdo contigo. Efectivamente la gran mayoría de compañeros estoy seguro que participan, trabajan y aportan con honestidad. Lo que ocurre es que no se os nota. Sois poco activos. Sin embargo los “otros” se hacen notar cada vez más.
    Sólo un pequeño desacuerdo con lo que dices: desde aquí no buscamos que nos valoreis desde los centros por el esfuerzo que hacemos. Estoy seguro que vuestro esfuerzo diario supera con creces al que aquí desarrollamos. Nos conformamos con colaboración, participación,…

    Otra vez gracias.

  3. #3 por Anónimo el 3 enero, 2011 - 13:52

    Te pido disculpas, pero no he querido decir que vosotros busqueis el ser valorados, me consta que no.
    Lo que he querido decir es que yo, valoro mucho vuestro trabajo.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: