Otra que se nos viene encima

En pocas semanas (si no es en pocos días) se resolverá el concurso de traslados de personal administrativo del Sescam. Esto tiene unas implicaciones a varios niveles que es interesante recordar. Por una parte, va a dar la oportunidad a que muchos/as se reubiquen, cambien de puesto, de centro o incluso de gerencia para acercarse a lo que buscan. Unos desean volver a la ciudad o pueblo donde viven (o donde quieren empezar a vivir), otros desean el cambio en el puesto de trabajo porque no les llena, porque están saturados o porque lo que pensaban que era cuando cayeron por allí no es exactamente lo que luego ha resultado ser.

En definitiva, decisiones personales completamente legítimas, que ayudarán a que cada uno de los trabajadores que han solicitado traslado estén más satisfechos (o al menos, un poco menos descontentos) en al ámbito más personal o privado y que tendrá alguna consecuencia (siempre positiva) en el desarrollo profesional. En definitiva, un concurso de traslados siempre es algo positivo.

No obstante existen consecuencias accesorias negativas aparejadas a estos procesos. En primer lugar, los damnificados directos: los interinos o eventuales que están ocupando provisionalmente plazas que ahora son ocupadas por los trasladados. En algún caso administrativos que llevan años trabajando en ese puesto de trabajo, con el poso de temor de que llegue este momento, pero desarrollando su trabajo con dignidad y profesionalidad, como si su permanencia es dicha plaza no peligrara nunca. Todos ellos son los grandes perjudicados de este concurso y aunque, en el mejor de los casos, reciban una carta de apoyo y agradecimiento por parte del Gerente por el trabajo realizado, evidentemente no será suficiente para compensar su malestar.

Otro de los afectados negativamente de este proceso es la propia gerencia que, como consecuencia de la marcha de buenos profesionales (tanto los interinos desplazados como fijos que han participado en el concurso y se marchan a otras áreas) tiene la obligación de intentar suplirles rápidamente para que los servicios que se prestan no reduzcan el nivel de calidad con los que se ofrecen. Para ello hay que valorar la necesidad de formar a los nuevos, hay que colaborar (en la medida en que se pueda) en su integración en los equipos. En definitiva, cambios que desestabilizan la marcha de cualquier equipo profesional.

En el caso de nuestra Gerencia, el hecho de que durante las pasadas oposiciones (resueltas en octubre de 2009) hubieran aprobado muchos administrativos de otras áreas e incluso de otras provincias de nuestra región, provoca que ahora la marcha a su puntos de origen sea masiva. Además son también muchos/as quienes dan el salto desde diferentes hospitales a nuestros centros de salud, en la mayoría de los casos, sin conocimiento de procedimientos de trabajo ni del manejo de las herramientas de Atención Primaria.

En fin, otra que se nos viene encima. Pero por encima de estos efectos, hay que valorar positivamente este procesos de traslados, puesto que permite que los trabajadores elijan donde y con quién desean trabajar durante los próximos años. Algo magnífico para ellos y, como consecuencia de ello, debe ser muy positivo para la empresa. Enhorabuena a los premiados.

Anuncios

  1. #1 por yo el 24 octubre, 2010 - 15:09

    Gracias. Yo estoy “súper-feliiiiz”, como diría la Esteban…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: