La valoración del trabajo realizado

Si hay un defecto que caracteriza a la administración pública (entre los muchos que tiene el dudoso honor de poseer) es el del nulo reconocimiento de la labor realizada por sus trabajadores. Es antiguo y recurrente. Bien es cierto que la administración tampoco se caracteriza por sancionar (aunque sea verbalmente) a quienes no hacen su trabajo de forma correcta.

Esa labor de no reconocimiento de méritos no es potestad de las empresas públicas puesto que las privadas tampoco se esmeran en esta faceta. Leo en equiposytalento.com una encuesta realizada, según la cual el 51 % de los españoles (empleados) sienten que su trabajo no se valora. Copio a continuación el resto de la entrada.

Para el 37% de ellos esta situación se ve reflejada en una mayor tensión en el ambiente laboral

Ver los esfuerzos recompensados, sentirse valorado y escuchado por superiores y compañeros de oficina es para muchos profesionales el marco ideal de trabajo. No sólo es importante porque va en relación con la motivación personal y con las relaciones interpersonales, sino también influye en la productividad de la empresa en general.

Pese a lo anterior, para la mayoría de los españoles esa realidad está bastante lejana, pues según un sondeo realizado por Trabajando.es a dos mil personas, el 51% de los encuestados reconoció que no se siente valorado en su puesto de trabajo.

Estos profesionales reconocen estar bastante afectados por no sentirse reconocidos por sus compañeros o jefes, para el 37% de ellos esta situación se ve reflejada en una mayor tensión en el ambiente laboral; para un 24%, repercute en una menor productividad a nivel personal; otro 22% señala que trabaja contando las horas para salir; y, finalmente, para el 17% restante, en cambio, este hecho no influye y destaca que sigue trabajando al mismo ritmo que antes.

Tan compleja se ha vuelto la situación para esta mayoría que sufre con sentirse menos valorado profesionalmente, que el 48% pretende cambiar de trabajo en menos de un año, le sigue un 32% que prefiere aguantar la situación y tratar de que no le afecte y otro 15% ha tomado la determinación de hablar esta situación con su jefe. Finalmente, un 5% tiene menos esperanzas de que este escenario se modifique y prefiere esperar que la empresa prescinda de su responsable directo.

Anuncios

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: