Sobre la innovación en la formación

social_media.jpg

Ya tenemos aquí (prácticamente) el otoño y con él llegan numerosas tareas que sistemáticamente se repiten año tras año durante estos meses. Una de ellas es la planificación de la formación para el año próximo.

Ya hemos hablado aquí en alguna ocasión sobre la necesidad de buscar sistemas alternativos de formación al que tenemos instaurado. En los últimos años se han realizado algunos tímidos intentos de explorar nuevos sistemas (como por ejemplo los rotatorios).

Creo que casi todo el mundo está de acuerdo en que el formato tradicional de aula, alumnos y profesor/ponente tiene una eficacia limitada (por ser generoso). Hay estudios al respecto que aseguran que en este tipo de cursos el alumno sólo retiene en la memoria:

  • durante las primeras 24 horas: el 50 % de lo explicado durante el mismo.
  • durante la primera semana: el 20 %
  • durante el primer mes: el 1 %.

Si esos datos son correctos (o aproximados), tendríamos unos resultados verdaderamente penosos. El esfuerzo que se realiza y el coste de este tipo de formación no compensan en absoluto; y los objetivos que se persiguen está muy lejos de ser alcanzados.

Por ello hay que buscar alternativas. Lo que ocurre es que las que tenemos a nuestro alcance son de eficacia dudosa. ¿Son eficaces los cursos on-line en los que se ofrecen textos en cada uno de los temas y una serie de preguntas tipo test para finalizar cada uno de ellos? Evidentemente no. Las respuestas a esas preguntas (siempre son las mismas) circulan de mano en mano, de tal forma que no es necesario ni leer el texto del tema; basta con que te pasen la respuestas y las introduzcas en el tema exacto.

No obstante, hay que insistir en este medio. Los cursos virtuales (on-line) deberían ser el futuro de la enseñanza (al menos la que se realiza en el seno de las empresas y las organizaciones). Pero habría que modificar la sistemática del curso. De nada sirve utilizar un medio novedoso (internet) si la estructura de los cursos no se han adecuado a este medio, sino que siguen utilizándose tal y como se utilizan para la formación presencial tradicional.

Por lo tanto, asignatura pendiente para un futuro próximo: elaborar cursos virtuales (utilizando internet como herramienta fundamental) con formato de cursos virtuales (en los que se intente facilitar la práctica y la absorción real de conocimientos).

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: