El gobierno abierto

Hace unos días se presentó “Irekia“, la web de participación ciudadana del Gobierno Vasco. Lo que parecía una referencia para el “Gobierno abierto“. La filosofía del Gobierno abierto está basada en el acercamiento del gobierno a la población, permitiendo al ciudadano el acceso a toda la información gubernamental, así como permitiéndole el control, participación y toma de decisión en las acciones que lleve a cabo el Gobierno.

Tras la presentación de esta web, la opinión de especialistas y ciudadanos no es todo lo positiva que se esperaba. Las espectativas generadas en las semanas previas provocó que muchos creyeran que la página permitiría que se pudiera gestionar la relación con la Administración vía internet. Pero se trata de algo bien distinto.

Irekia es, en principio, una web con notas de prensa. Útil para estar perfectamente informado, pero muy dirigido a periodistas y profesionales de la información. Existe una zona que permite aportar ideas, sugerencias, preguntas,…, pero exige que el ciudadano se deba registrar.

No obstantes, el hecho de que el contenido de “Irekia” desilusione abre un debate sobre cómo debe ser una web de participación ciudadana. Permite que se reflexione sobre qué es lo que espera el ciudadano medio de las páginas web institucionales, intentando evitar grandes webs para gestionar la participación ciudadana, olvidándose que mucha gente tiene problemas particulares y puntuales.

Según los expertos, este tipo de páginas deberían contener al menos dos características:

1. La posibilidad de que se pueda preguntar algo para que la Administración lo resuelva lo antes posible, y

2. Poder participar en el proceso de gobierno (se comienzan a manejar conceptos como “cogobierno” o “gobierno relacional”)

Procede mejorar los canales electrónicos para que la gente abandone la visita al funcionario de turno y prefiera hacer sus preguntas o consultas a través de internet, a sabiendas que le van a responder con rapidez y precisión. Hay que olvidar los formularios escondidos en algún punto de la web e ir hacia soluciones más “utilizables” o “usables” como Twitter o Facebook. Todas las interacciones deben ser atendidas por gente capaz de gestionarlas debidamente, consiguiendo una plataforma común de atención al ciudadano.

Para saber lo que los ciudadano opinamos, la Administración tiene que abrir una gran oreja que permita discriminar entre todo lo que hay en la red para quedarse con lo más interesante. Las empresas privadas ya lo están haciendo; ahora le toca a la Administración.

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: