Integrar al nuevo trabajador


En el trabajo hemos constituído un grupo que lleva trabajando varias semanas con el objetivo de elaborar un Plan de Acogida al trabajador de nueva incorporación.

Son muchos los argumentos que ayudan a justificar la existencia de este Plan y el desarrollo prioritario de este proyecto. Uno de ellos es la dispersión geográfica de los puestos de trabajo que caracteriza a nuestra Area Sanitaria. Otra razón es la de que el documento de acogida formará parte del futuro Plan de Comunicación Interna que también estamos comenzando a elaborar y que desarrollaremos de forma simultánea. Otra, la gran variabilidad en la práctica de las tareas de los puestos de trabajo provocada por las características del entorno en donde se desarrollan.

Una vez asumida la necesidad de acoger de forma adecuada a los nuevos trabajadores, hemos tomado una serie de decisiones importantes que (sin duda) serán determinantes para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto. Uno de ellos es la utilización de una herramienta informática colaborativa para trabajar diariamente, volcando en ella no sólo documentación a compartir, sino también sugerencias, ideas, discusiones, comunicaciones,… y todo ello permitiendo una comunicación en tiempo real, de forma simple y efectiva.

Otro detalle que caracteriza este proyecto es la decisión de estructurar este Plan de Acogida en tres niveles de desarrollo, (relacionados con sendos niveles de acogimiento: 1] información general, 2] información del Equipo de trabajo y 3] información del puesto de trabajo) con documentos virtuales (web) con el fin de que se facilite y simplifique tanto el acceso a los propios documentos, como la actualización (otro reto) de su contenido.

Una vez que el proyecto (o “acción de mejora” en terminología de calidad) está en marcha, nos permite tener una perspectiva más concreta de los objetivos y resultados esperados y es entonces cuando se plantea una duda que puede modificar completamente la estructura (incluso la filosofía) del proyecto.

Se trata de conseguir, al mismo tiempo que la digna ACOGIDA vaya acompañada de la necesaria INTEGRACIÓN del nuevo trabajador en el seno del grupo o equipo de trabajo y ese es un detalle de gran importancia pero que no hemos considerado suficientemente en la elaboración del Plan. Por contra, sí se ha tenido en cuenta la necesidad de informar sobre los valores, convicciones y postulados generales de la empresa, pero ello no es suficiente para:

  • Reducir la angustia y desconcierto en las primeras horas-días de su incorporación.
  • Asegurar la productividad desde el primer momento de su incorporación
  • Evitar errores, puesto que en una empresa de servicio público cualquier error tiene una consecuencia directa con agravios o incomodidades evitables que sufren los ciudadanos.
  • Despejar dudas sobre las expectativas del nuevo trabajador.

Cosas que se podrían evitar o minimizar con la elaboración de un plan de integración al nuevo trabajador.

¿Consideráis necesario el esfuerzo por integrar al nuevo trabajador en su equipo de trabajo?

, ,

2 comentarios

Bioética e Incapacidad temporal


Ayer martes se celebró la reunión del Comité de Etica Asistencial (CEA) de la GAP de Ciudad Real, correspondiente al mes de junio. Como creo que ya he comentado por aquí en alguna ocasión, el CEA está en pleno proceso de formación por lo que en cada sesión de trabajo se acuerda tratar un tema interesante relacionado con la bioética. Para profundizar en él se realiza un informe previo por parte del Asesor jurídico de la GAP (miembro del comité), que aporta su visión más formal y legal del asunto. A partir de este informe se construyen las distintas intervenciones basadas en percepciones subjetivas de cada uno y se establecen debates alrededor de uno o varios casos prácticos alusivos al tema principal (normalmente apoyado con bibliografía). La sistemática de estas reuniones viene siendo la misma desde el mes de octubre de 2010 en que se constituyó el Grupo Promotor del CEA, por lo que todos los componentes del Comité tenemos interiorizado perfectamente la sistemática de abordaje del tema.

Ayer el tema protagonista fue el proceso de Incapacidad Temporal y el ámbito de actuación de los médicos de familia de los centros de salud en este proceso. Aparentemente puede parecer poco importante o menor (esa fue la primera impresión que yo extraje previo al estudio de la documentación que se aporta), sobre todo si lo comparamos con otros “grandes” asuntos que hemos tratado en los últimos meses (aborto, eutanasia, objeción de conciencia sanitaria,…). Pero una vez metidos en materia, estudiada la documentación que se aporta previa a la reunión y planteado el marco legal en el que se desenvuelve esta prestación, la cosa cambia sustancialmente. Si además, dentro del CEA se dan cita personas tan dispares en este asunto como médicos, empresarios, trabajadores y funcionarios, la cosa promete.

Hubo quienes defendieron el comportamiento ético de los facultativos con respecto a la emisión de partes de Baja por Incapacidad Temporal, minimizando los posibles errores que pudieran cometer al realizar valoraciones (a favor o en contra), debido al pocas herramientas diagnósticas con las que cuentan. Se defendió el papel del médico facilitando actuaciones “beneficientes” ante situaciones social o familiarmente difíciles de resolver y que ni la legislación (civil o laboral) ni otras instituciones (servicios sociales) dan respuesta. La figura del médico como gestor de situaciones multifactoriales que afectan (aunque sea indirectamente, al entorno del paciente) pero totalmente imprevistas.

Aquí entran en conflicto dos conceptos Bioéticos por excelencia: la Justicia y la Beneficiencia. ¿Cuál de ellos tiene mayor peso en casos extremos? El médico ¿debe buscar la Justicia antes que la Beneficiencia cuando se plantea una Incapacidad Temporal? Por ejemplo, si un amigo le pide una baja por una enfermedad inexistente, para poder estudiar una oposición sin interrupciones laborales, ¿estaría obrando de forma justa si se la concediera? ¿si la petición viniera de un paciente desconocido se plantearía un conflicto ético, o respondería en este caso con una negativa rotunda?.

Por contra, si un médico de familia recibe una solicitud de baja por Incapacidad Temporal de una paciente suya, madre de un niño gravemente enfermo, que no tiene apoyo familiar para acompañar a su hijo en la enfermedad y que le resulta difícil (o imposible) compatibilizar esa situación con su vida laboral,  ¿sería ético hacer prevalecer en este caso la Beneficiencia sobre la Justicia, facilitando la baja laboral a esta madre?

Y, se concedan o no este tipo de bajas por incapacidades temporales, ¿deben valorarse las consecuencias que ello acarrea a terceros actores implicados (empresarios, compañeros de trabajo, familiares, otros profesionales,…)?.

En definitiva, un tema ético para el debate, que generó intervenciones apasionadas en la sesión de ayer y que mantiene vivo el ánimo y el estímulo de todos los miembros del Comité de Ética Asistencial.

,

3 comentarios

Innovación y lastres


Quienes pasáis frecuentemente por aquí habréis comprobado últimamente una preocupante inactividad de este sitio pasando de prácticamente una entrada diaria y espaciarlas incluso durante varias semanas. Y la verdad es que es una pena que una herramienta de comunicación tan potente como ésta, que permite establecer una relación “cercana” y con un cierto feedback, desaparezca. Sobre todo en este momento en el que desde la Gerencia de Atención Primaria se está comenzando a dar forma a una estrategia de comunicación interna que permita que todos los que dependemos de ella tengamos una red de información y comunicación suficientemente efectiva como para que la información fluya de una vez con naturalidad y normalidad. Dentro de ese futuro Plan de Comunicación herramientas como ésta pueden (y deben) jugar un papel protagonista.

Pero la situación es la que es y esto no se “alimenta” sólo. Hay que currarse periódicamente contenido que (unas veces con mayor acierto y otras con poco o ninguno) aporten valor tanto a la organización como a quienes lo leen, y eso no es fácil. La cosa es que por diversas circunstancias es imposible que una sola persona sin prácticamente apoyos (aunque sí hay alguno muy cercano) y sin ningún respaldo institucional pueda mantener un nivel aceptable de contenidos y “continentes”. Por lo tanto, si no existen relevos (y no parece que los haya) este blog irá perdiendo las constantes vitales que ha mantenido durante los últimos 3 años, y una circunstancia que aporta un poquito más de dolor a esta muerte anunciada es la alta afluencia de visitas que está teniendo en los últimos meses, que (como ya comenté en otra entrada hace poco) multiplican por diez las estadísticas históricas de lectores que se habían obtenido.

Pues con ese panorama, sin poder mantener este sitio dignamente pero intentando retrasar todo lo posible el momento del cierre, me encuentro hace unos días una (des)agradable sorpresa. Supongo que muchos de vosotros conocéis la iniciativa “12 meses, 12 causas”, cuyo epicentro mediático está en su página web. Para el que no lo sepa, lo que pretende fundamentalmente esta iniciativa es “revitalizar la Atención Primaria en nuestro país” (sic). Para ello, cada mes eligen un tema relacionado con la Atención Primaria para “demostrar que estamos vivos”. Dicha iniciativa en sí misma es muy interesante y merecedora de ser seguida. En enero, por ejemplo, el lema fue: “Una persona, una receta”; en febrero “Atención Primaria, atención humana”; en marzo “Es la hora de la emancipación de la Atención Primaria”. En fin, lemas que vienen a ser llamadas de atención, temas alrededor de los cuales se reúne la mayor parte de los profesionales sanitarios del primer nivel asistencial,… o mejor, se reúne la mayor parte de los… médicos. Porque se trata de iniciativas eminentemente médicas (como si la Atención Primaria no estuviera conformada por otros profesionales). Pero, salvo ese “pequeño detalle de egocentrismo” la propuesta es, como he dicho antes, muy interesante. Pues bien, el lema (no breve) elegido para este mes de junio ha sido “Investigación, innovación y desarrollo en Atención Primaria: de los sueños a la realidad posible”.

Por otra parte, ya hemos informado aquí (aunque muy superficialmente) del Modelo que esta Gerencia está proponiendo como sistema organizativo de la Atención Primaria (Mioap). También hemos comentado que uno de los pilares fundamentales del Mioap es la desburocratización, que en la propuesta de intervención se ha estructurado en dos fases: una desburocratización de Equipo, que pasaría por la implantación de un triaje previo, simplificar procesos y virtualizar formularios; y otra fase en la que se abordaría la desburocratización de la Unidad de Atención al Usuario (actuales Unidades Administrativas) con el objetivo de convertirla en una unidad de gestión de demandas de usuarios, verdadera gestora de conocimientos.

En honor a la verdad, tras una primera ronda de presentaciones del Mioap en casi todos nuestros centros de salud y una segunda ronda (sólo en algunos equipos) en la que se ha profundizado en la sistemática a seguir para implantar este sistema de gestión, el modelo ha sido muy criticado (o mejor, no ha sido suficientemente convincente). Han habido voces críticas (las menos), profesionales incrédulos (muchos) y otros (también muchos) a quienes les asusta cualquier cambio en su rutina diaria. En definitiva, entre apáticos y opositores es muy difícil poner en marcha un modelo de organización cuyo elemento fundamental es la voluntariedad e implicación.

Pues en ese contexto en el que una propuesta surgida, creada y elaborada en esta Gerencia que intenta innovar genera recelo precisamente por su componente innovador, aparece como ya he comentado, la propuesta para el mes de junio de la iniciativa “12 meses, 12 causas” que, como también he comentado, se centra en “Investigación, innovación y desarrollo” en Atención Primaria.

Y ahora quienes han sido críticos (algunos muy críticos) con el Mioap, ironizando sobre sus beneficios y menospreciando la iniciativa queriendo protagonizar la oposición a la propuesta, resulta que sorprendentemente abanderan públicamente la iniciativa para este mes de “12 meses, 12 causas”, abogando por la necesidad de innovar en la organización y gestión en la Atención Primaria. Sorprendentemente quienes han sido opositores a la implantación del Mioap (sin argumentos, puesto que muchos de ellos no han llegado a conocer con cierta profundidad lo que el Mioap propone) en una actitud más cercana a aquella del “perro del hortelano” (ya sabéis, la de que “ni come ni deja comer”)  ahora, se han convertido en grandísimos defensores de la innovación y el cambio. Su actitud no es otra que la queja constante por “lo mal que está todo”, poniendo al mismo tiempo palos en las ruedas de las iniciativas que vayan generándose pero, eso sí, sumándose cual innovador y moderno impulsor de iniciativas a todas aquellas que surgen más allá de nuestro entorno más cercano. Es decir, llevan a la práctica aquello que dicen que decía Unamuno: “Que inventen otros”, pero que a nadie de los que haya a su alrededor se les ocurra inventar porque se opondrán con vehemencia.

¿Será posible alguna vez avanzar hacia una organización moderna de la administración (sanitaria) con incoherencias e incoherentes como éstos? Difícil, muy difícil.

Os dejo el video que preside la iniciativa del mes de junio dedicada a Innovación…

Y el que presidia la correspondiente al mes de mayo dedicada a la Gestión y políticas inteligentes en AP, por cierto altamente recomendable, elaborado en el centro de salud de La Chana (Granada), centro que ha llevado a la práctica un formato de gestión y organización de centros de salud que está obteniendo resultados sorprendentemente buenos, que está siendo referente en toda España y del que, por supuesto el Mioap se ha abastecido también.

,

Deja un comentario

Incompetentes


Dándole vueltas a muchas de las cosas que pasan “rozándonos” cada día me viene a la mente una máxima de Gracian que decía: “hay tres niveles de sabiduría: [1] los que saben, [2] los que saben que no saben y [3] los que no saben que no saben”. Sócrates cuando decía aquello de “sólo sé que no se nada” se situaba en el segundo grupo. Lo preocupante es estar en el tercero y por desgracia el mundo está lleno de quienes creen que saben pero no saben que no saben.

Yo creo que éstos son mucho más incompetentes que quienes saben que no saben, ya que ser consciente de nuestras limitaciones nos ayuda a superarlas (o a esquivarlas). Pero ¿qué hacemos con aquellos que están convencidos de que saben mucho (mucho más que los que están a su alrededor) pero realmente no saben nada?. La verdad es que podemos hacer bastante poca cosa. El perfil es complejo: arrogancia, prepotencia, falsa seguridad, negación de quien se atreve a contradecirle,… en fin, digno de estudio psiquiátrico.

Todo esto viene a cuento de un libro que acaba de salir, de título “Gestión de incompetentes”, que intenta demostrar que quien no sabe, quien no tiene aptitudes para su trabajo no siempre es un incompetente puesto que con aprendizaje y buena actitud puede superar esas deficiencias, y que los incompetentes de verdad, son otros que aparentemente abordan y resuelven (o eso dicen ellos). Un buen ejercicio para mirarnos el ombligo.

Deja un comentario

MIOap y pensamiento lateral


Seguro que a todos os suena lo del MIOap pero pocos conocéis su contenido. En los últimos meses un grupo de trabajadores de diferentes estamentos profesionales está trabajando en este proyecto que puede resultar ser tan ilusionante y estimulante como impracticable e ilusorio.

MIOap no es otra cosa que el acrónimo de Modelo de Innovación Organizacional en Atención Primaria y se trata de desarrollar (primero sobre el papel y después en los centros de salud) un nuevo modelo de trabajo y organización de los Equipos y centros de Atención Primaria. Aquí ya hemos hablado en alguna ocasión de él, aunque lo hemos hecho de manera colateral o indirecta, sin llegar a introducirnos en su verdadero contenido y en las consecuencias que tendría para nuestro trabajo, en el caso de que se llegara a aplicar de forma práctica.

Por ello y haciendo caso de algún comentario vuestro, vamos a realizar a partir de este momento una serie de entradas en las que vamos a intentar explicar (de la forma más simple posible) la propuesta relacionada con las Unidades Administrativas, o mejor con las Unidades de Atención al Usuario (que es como se denominan en el MIOap). No obstante, por si queréis ir “haciendo boca” se ha colgado en la página web de la GAP el documento para poder consultarlo.

Al margen del contenido y desarrollo (que insisto, iremos viendo en los próximos días) es importante señalar el origen de este Modelo y las razones fundamentales para abordar su elaboración, que no son otras que:

1. Existe el convencimiento generalizado de que el actual sistema de organización y gestión de la Atención Primaria está obsoleto. Es el mismo con el que comenzó su andadura hace ya casi treinta años y merece ser revisado y adecuado a los nuevos tiempos.
2. Los profesionales no podemos estar a expensas de cambios legislativos y normativos que vengan de otras estructuras de la Administración. Tendremos que ser los propios profesionales los que, si queremos provocar cambios los asumamos y nos lancemos a analizar (y modificar si se considera) aquello que esté en nuestro ámbito de gestión e influencia.
3. La aplicación del pensamiento lateral como elemento presente en cada una de las aportaciones que se realizan.

Los dos primeros puntos los desarrollaremos próximamente. El tercero me parece interesante comentarlo aquí como breve introducción y  un elemento condicionante en todo el desarrollo de este Modelo.

El Pensamiento lateral lo define la Wikipedia como una “técnica de resolución de problemas de manera creativa”. El término fue acuñado por un “pope” de la comunicación que se llama Edward de Bono. El pensamiento lateral, por tanto, es un tipo de pensamiento creativo y perceptivo, que nos permite movernos hacia los lados para mirar el problema con otra perspectiva. La forma de pensar habitual que todos practicamos diariamente se denomina vertical o lógico y se caracteriza por el análisis y el razonamiento, mientras que el pensamiento lateral es libre, asociativo y nos permite llegar a una solución observando la realidad desde otro ángulo con la finalidad de obtener soluciones ingeniosas y creativas.

Pues bien, lo que se ha tratado de poner en práctica casi en cada uno de los puntos tratados en el MIOap es el pensamiento lateral, abordando problemas muy antiguos pero buscando soluciones creativas. Los resultados no siempre han sido brillantes puesto que en algunos aspectos existe poco margen para la creatividad, pero si pueden resultar estimulantes al menos, como base de partida para poner en práctica nuevas e ingeniosas formas de analizar la situación actual.

Por si no ha quedado suficientemente claro el concepto de Pensamiento lateral (aunque existe multitud de información en internet) os propongo dos ejercicios prácticos muy rápidos (que por otra parte se repiten en cursos y libros de este tema):

1. LAS GAFAS.

La abuela estaba desayunando y en un descuido las gafas se le cayeron en la taza de café, sin embargo las gafas no se mojaron ni un poquito. ¿Cómo es posible que no se hayan mojado?

2. EL CORTE DEL PASTEL.
Se pretende dividir un pastel cilíndrico de la figura en 8 trozos iguales, pero solamente con tres cortes. ¿Cómo serían esos cortes?

Las soluciones, una vez vistas pueden resultar lógicas y sencillas, pero nos obliga a realizar un pequeño esfuerzo para “visionar” las cuestiones anteriores de “otra forma” diferente a las habituales, que se encuentran a la vista de cualquiera pero que no todo el mundo termina de ver en un primer momento.

SOLUCIÓN 1.
Café no significa solo café líquido. Los anteojos no se mojaron porque cayeron en una taza de café en grano.

SOLUCIÓN 2.
Serían dos cortes que, pasando por el centro, fueran perpendiculares a las caras de las bases del pastel y perpendiculares entre si, y un corte paralelo a las dos cara anteriores equidistante de ambos.

El MIOap no trata de alimentar vanidades, sino de hacer ver que aunque las posibilidades de intervención sean pocas, se pueden buscar resultados distintos a los que habitualmente obtenemos. Cualquiera puede hacerlo, por lo que sólo se necesita voluntad y estímulo.

1 Comentario

IX Jornada de la Asociación de Administrativos de la Salud


El pasado sábado se celebró la IX Jornada de la ASS, de la cual ya hemos informado en la web de la GAP de Ciudad Real y que habeis podido tener acceso en los meses previos a través de la web de la Asociación (y que tenemos situada en el blogroll del margen derecho).

Pero, ¿para qué sirve una Jornada? ¿qué se pretende con su celebración?. Son preguntas que me hago cuando veo que un grupo de compañeros le dedican meses de trabajo y esfuerzo a organizarlas y coordinarlas. Sólo obtengo una respuesta: esta gente tienen claro lo que quieren y fe en lo que hacen. Creen que compartiendo se avanza, se aprende. Los organizadores de estos eventos son gentes que consideran que esta profesión tiene que reivindicarse como una pieza clave de la sanidad pública y luchan por ello. Y lo peor de todo es que hay muchos otros que creen lo mismo y que participan en estas jornadas con la mente abierta, dispuestos a contar (su situación, su experiencia,…) pero sobre todo dispuestos a escuchar, a aprender.

Al margen del contenido de la Jornada y lo didáctico de quienes tomaron la palabra en las ponencias y mesa, creo que tiene un valor especial el componente humano de los que asisten. Las motivaciones que cada uno tiene para desplazarse para pasar un día con otros copañeros son muy distintas, pero es seguro es que son de mucho peso.

Los sábados la mayoría los dedicamos a nuestros asuntos personales, nuestra familia, nuestro ocio, nuestro descanso. Sin embargo el pasado sábado más de cien administrativos de la sanidad decidieron renunciar a eso para compartir y aprender, para intercambiar opiniones y para visionar otras formas de ver y entender la profesión. Para mí tiene mucho mérito. Ni mencionar a quienes, además le han dedicado muchas horas al viaje para llegar allí.

En la comida de trabajo compartimos mesa administravos/as de Albacete, Cuenca, Ciudad Real, Barcelona y Santander y pudimos observar las diferencias de nuestro trabajo al cambiar de comunidad autónoma (incluso al cambiar de provincia dentro del terriotorio Sescam), pero apreciamos que son muchas más las cosas que nos unen. Seguro que esa es una de las razones por las que este tipo de encuentros acaban siendo siempre un éxito.

Me interesa trasladar a través de este sitio el contenido de la Jornada, las interesantes intervenciones de algunos ponentes, las conclusiones profesionales que al menos yo saqué de ese día (la haremos en los próximos días). Pero me interesa más si cabe, el aspecto humano de la Jornada, las motivaciones personales que cada uno tiene (tenemos) para renunciar a algo tan valioso como nuestro tiempo para dedicarlo a la profesión.

Cuando nos acercamos parece que llueve menos.

Deja un comentario

Decreto sobre documentación clínica


Parece que el Sescam se está “poniendo las pilas” y comienza a legislar asuntos o parcelas   importantes  de los que  no teníamos  normativa alguna y solo disponíamos en algunos casos de una circular, en otros de  meras interpretaciones, cuando menos  subjetivas, de los jefes de turno y  con mucha suerte de  alguna norma  de tiempos de Insalud.

Como ya conocéis  a primeros de Abril se publicó la Orden de Tarjeta Sanitaria  y pocos días después  (15.04.11)  se hace igual con el Decreto 24/2011 de Documentación Sanitaria en Castilla La Mancha,  en el que se recoge principalmente toda la reglamentación en materia Historia Clínica,  regulando  sus  diferentes  usos,  accesos,  cesión de datos, etc.

Este  Decreto tiene por objeto el desarrollo de la Ley 05/2010 de 24 de Junio sobre Derechos y deberes en materia de salud (en su capítulo IV del Título I)  y recoge la práctica totalidad del contenido de  la Circular  02/07,  posteriormente actualizada con la  llamada  01/09 del Sescam.

Con el fin de destacar lo que más nos pueda interesar  en nuestro trabajo habitual  en cuanto a  participación en el uso, gestión, archivo y envió o cesión de historias clínicas, os  podemos resumir los siguientes artículos de esta nueva normativa:

Art. 6 Identificación de la historia clínica y vinculación al paciente. En el Sistema Sanitario de Castilla-La Mancha  esta identificación  se hará mediante el CIP, al que estarán vinculados los números de historia que puedan existir en los centros, servicios y establecimientos sanitarios.

Art. 15 Uso de la historia clínica por el personal no sanitario: El personal de administración y gestión de los centros, sólo puede acceder a los datos de la historia clínica que resulten imprescindibles para el ejercicio de sus funciones en relación con su puesto de trabajo, respetando en todo caso el derecho de intimidad personal y familiar de los pacientes.

Art. 28  La responsabilidad de la custodia de las historias corresponde a los directores de los centros y  la gestión de las mismas se llevará a cabo por los servicios de admisión,  que serán los encargados de integrar en el archivo único (manual o automatizado), los diferentes documentos que conforman la historia, así como los datos que permitan su recuperación.

Art. 29 Archivo de las historias:  En soporte papel se custodiarán en un archivo único;  sin embargo puede preverse un archivo activo y otro pasivo.

Se considera documentación pasiva  a efectos de este Decreto: la de los pacientes que han fallecido, así como la de los que no han tenido actividad asistencial en los últimos 5 años

Art. 17. El derecho de acceso a la historia clínica por el paciente, se realizará  mediante acreditación de su identidad o  bien por representación legal  cuando este se encuentre en situación de incapacidad o se trate de un menor de 16 años  no emancipado.

Art. 18 Acceso a la historia de un paciente fallecido.  En estos casos se facilitará el acceso a las personas vinculadas al mismo por razones familiares o de hecho (demostrando documentalmente tanto el fallecimiento como el vínculo familiar), salvo que el fallecido lo hubiere prohibido expresamente y así se acredite.

Art. 19 Extensión del derecho de acceso. El paciente tiene derecho de acceso a la información contenida en su historia y a obtener copias de los informes o datos que figuran en la misma. Esta información es gratuita y se facilitará al paciente por el procedimiento que resulta más adecuado, visualización en pantalla, escrito, copia o fotocopia remitida por correo ordinario, electrónico, etc. En ningún caso se entregará documentación original de la historia clínica.

Art. 26. Cesión de datos de la historia a requerimiento del Ministerio Fiscal, jueces o tribunales. La cesión de datos y documentos de la historia a estos Organismos Oficiales no requieren consentimiento previo del paciente.

Artículo 27. Otras cesiones de datos de la historia clínica. Los centros sanitarios del Sescam no necesitarán recabar el consentimiento previo de los pacientes o usuarios para la cesión de datos de su historia cuando sean derivados a centros sanitarios vinculados mediante concierto o convenio cuando dicha cesión resulte necesaria para la prevención o para el diagnóstico médico.

Como ya hemos dicho,  estos son algunos de los artículos de este Decreto  que  supongo más nos pueden interesar  en nuestro trabajo habitual de atención al usuario.  Para todo lo relativo a los requisitos que son necesarios solicitar y presentar en cada caso,   para la cesión de información al paciente, a los propios centros del Sescam, a centros concertados, etc.  siguen estando en vigor todos los  requisitos que se recogen en la circular 01/2009 del Sescam, así como los Anexos  contenidos en  la misma.

Por otro lado esta normativa también hace mención (en sus art. 34 y 35 respectivamente) a otra documentación sanitaria:   los certificados médicos (derecho de los pacientes a la emisión de estos documentos, etc.) , así como los partes de baja, confirmación y alta laboral.

 

Deja un comentario

La tecnología aplicada a la salud


Seguro que la imagen trae muchos recuerdos a los administrativos veteranos (¡y tan veteneranos!). Nadie sabe las horas que hemos pasado delante de este instrumento “tecnológicamente perfecto”, de esta herramienta que marcó una época, de este mecanismo que nos generaba un sentimiento esquizofrénico de amor-odio.

Querida porque nos hacía el trabajo más cómodo y odiada por los tachones de tipex que teníamos que aplicar con maña para tapar el error pero sin provocar la gota que caía sin control sobre el folio. Por cierto, ¿dónde quedó el tipex?, ¿y el papel carbón para sacar las copias de las notas y oficios?.

Este ejemplo de tecnología punta quedó hace años relegado a ocupar algún rincón de algún almacén de los centros de salud. En algunos centros todavía ocupan un lugar protagonista (aunque olvidado) en alguna sala de reuniones, medio oculta entre montones de revistas médicas y notas de la gerencia del año 2005.

Ahora, para confirmar un poco más el olvido al que está sometida, resulta que cierran la última gran fábrica de máquinas de escribir que quedaba en el mundo. La empresa se llama (o mejor, se llamaba) Godrej and Boyce y se encontraba en Mumbay (India).

Se confirma con ello que la revolución informática no sólo nos condiciona la vida sino que asesina los buenos recuerdos.

¡En fin, habrá que vivir con ello!

Deja un comentario

Más vale tarde que nunca


Por fin y tras varios años de espera ya tenemos regulación  o normativa propia en materia de Tarjeta Individual Sanitaria (TIS),  el pasado 04 de Abril se publicó en el D.O.C.M. Orden 23/03/11 de  la Consejería de Salud y Bienestar Social de la TIS en Castilla-La Mancha.

Recordad que la única  legislación de  que disponíamos hasta ahora era a nivel estatal y databa de la Ley de Cohesión y Calidad del año 2003 (art. 57) y del Real Decreto 183/2004 del por entonces Ministerio de Sanidad y Consumo.

En principio  no parece todo lo completa que nos hubiera gustado, me refiero a la hora  de abarcar y recoger todos esos casos tan singulares que se nos presentan día a día en nuestros puestos de trabajo y  que nos es tan complicado  de tramitar,  al no disponer de un soporte legal indicador de cómo actuar en cada situación, (extranjeros sin documentación, usuarios sin recursos, mutualistas de diversa índole, colectivos singulares etc, etc.)

Afortunadamente hay  un apartado que era muy necesario “tocar”  por el vacio total que teníamos  acerca de ello, este es  el referido a los usuarios desplazados, (art. 4,4)  según la  nueva Orden: “se considera  persona desplazada a todo usuario del SNS que cuente con TIS que no sea del Sescam y que resida temporalmente fuera de su domicilio habitual un máximo de 182 días naturales en el periodo de un año. También se considera desplazado a toda persona que cuente con TIS del Sescam cuando se le preste atención sanitaria en un centro de salud distinto de que tiene asignado” igualmente dice que “la residencia temporal que exceda de 182 días (es decir 6 meses) se considerará residencia permanente”.

Y continua:  “a los desplazados no se les emitirá TIS, sin perjuicio de que sean incluidos en un cupo médico del lugar de residencia temporal  durante un periodo inicial de 3 meses y  renovable por una sola vez en el periodo de un año natural”;  es decir la cartulina de desplazado solo se podrá renovar una sola vez en al año, cuando exceda de este tiempo habrá que asignarle un cupo médico/enfermero de nuestra ZBS y se le expedirá la TIS del Sescam siempre que cumpla los requisitos exigidos para ello.

Otro punto que trata esta Orden y que a todos nos interesa es la relación de documentación necesaria para solicitar la asistencia sanitaria  a personas sin recursos económicos (art. 7), hasta ahora  si un usuario extranjero y legalizado en España demandaba asistencia por esta vía, era imprescindible la presentación de certificación de Embajada u Organismo Diplomático que acreditase la insuficiencia de rentas,   si no era posible obtener este documento no se le podía expedir la TIS. A partir de ahora hay otra posibilidad, además de la anterior, y es “la presentación de una declaración responsable justificativa de la carencia de recursos económicos, acompañada de un informe social”, es decir una declaración jurada y un informe del trabajador/a social del Centro de Salud o Municipio donde resida el interesado. Recordad que la validez de estas Tarjetas será un máximo de un año.

Por otra parte hay otro artículo de esta Orden que es también interesante comentar, me refiero al art. 11 (Facultades de revisión); como sabéis desde hace tiempo el Sescam “cruza” datos con el INSS (Organismo encargado del reconocimiento del derecho) y si comprueba que en ese momento han cambiado las circunstancias del titular de la Tarjeta Sanitaria, de oficio da baja a dicha tarjeta (niños extranjeros sin asistencia, usuarias con pensión de viudedad que no han actualizado su nº de afiliación, etc.), pues bien según el mencionado artículo, el Sescam podrá comprobar en cualquier momento “el mantenimiento de las circunstancias de hecho o de derecho que legitimaron el acceso a la asistencia sanitaria pública recabando la información que precise de las Administraciones Públicas que reconocieron”, pero igualmente dice que “podrá requerir a los titulares de las tarjetas que aporten los documentos que acrediten el mantenimiento de su derecho”. Esto significa y según mi modesta interpretación que el Sescam,  antes de dar baja  “sin previo aviso al usuario”,  tendrá que pedir que éste aporte aquellos documentos que sean necesarios para continuar con su derecho.

En fin  creo que estoy haciendo demasiado extensa esta entrada e interpretando a “mi manera” esta nueva normativa  de la que por cierto nadie de nuestros superiores directos ha dicho nada al respecto,  pero sé que es un tema que a todos nos interesa,  por tanto y en breve continuaremos informando de lo que nos parezca más interesante acerca de ella.

,

Deja un comentario

Atendiendo lo urgente y olvidando lo importante


En las últimas semanas este sitio está demasiado olvidado. La verdad es que el volumen de trabajo frecuentemente impide dedicarle tiempo a lo importante para atender lo urgente, y en estos últimos días han habido demasiadas cosas urgentes.

Ya no es momento para comentar el premio que se otorgó a las Unidades de Atención al Usuario (de las OCAUS, de los Hospitales y de los Centros de Salud) por la labor que hacen/hacemos en el día a día y que fue entregado a una representación de estas Unidades en el día Mundial de la Salud y que la Junta de C-LM celebró en Guadalajara.

Ha pasado demasiado tiempo desde ese reconocimiento y creo que es extemporáneo cualquier comentario, aunque es cierto que a mí personalmente me generó un sentimiento agridulce. En otro momento podremos extendernos y profundizar en el tema.

Otro de los acontecimientos importantes que han sucedido en nuestra Gerencia en los últimos días ha sido la celebración de la evaluación para mantener el sello de calidad europea (Compromiso con la Calidad) que entrega el Club Europeo de Calidad en la Gestión y con el que ya le reconoció a esta Gerencia en el año 2008. Este sello debe ser renovado cada dos años para demostrar que ese compromiso adquirido de trabajar según unos cánones en calidad preestablecidos, se mantienen o mejoran.

Pues bien, la evaluación de renovación del sello se produjo el miércoles pasado y durante esa jornada se expuso y documentó ante un evaluador de AENOR el trabajo que se ha estado desarrollando en los últimos meses para demostrar que esta Gerencia de Atención Primaria tiene un serio compromiso adquirido para trabajar en busca de la excelencia.

Es cierto que tenemos que realizar en este punto un ejercicio de autocrítica para que cualquier árbol que tengamos ante nosotros no nos impida ver el bosque. Es decir, tenemos que hacer un esfuerzo porque este trabajo que todas las acciones de mejora que se están realizando o iniciando en los últimos tiempos obtengan unos resultados que beneficien a todos los trabajadores. De poco sirve decir que hacemos y hacer como que de verdad se realizan, si después (y una vez terminada la evaluación y conseguido el reconocimiento) nos olvidamos de los objetivos que nos habíamos marcado y dejamos que todo se quede en papeles y buena voluntad.

El compromiso es exponer a esta Gerencia ante sus trabajadores, reconocer todo lo susceptible de mejorarse (que es muchísimo), asumir errores pasados e intentar poner remedios para que esos errores no se vuelvan a producir. Hacer eso siempre es un sano ejercicio de humildad.

Iremos explicando próximamente cuales han sido las acciones de mejora que se han estado desarrollando en los últimos meses, qué resultados se han obtenido, que conclusiones se han extraído, que acciones se han derivado de ellas para realizar en el futuro inmediato para conseguir mejorar. Buena parte de la documentación la tenéis disponible en la página web de la Gerencia, tanto en el apartado OCAU – EFQM. como en el aparado de la Encuesta de Clima Laboral. También podeis ver otras acciones que se comenzarán a desarrollar como consecuencia de sugerencias y comentarios que hemos realizado todos los profesionales desde los centros de salud y la Gerencia en la zona de “En qué trabajamos” de la web.

Creo que el trabajo que se está realizando, la implicación de muchos trabajadores en este proyecto y la repercusión que ese trabajo va a tener en el día a día de todos los profesionales merece la pena irlo explicando con detenimiento en este blog. Iremos profundizando.

,

Deja un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: